Actualidad

PRODUCCIÓN DE TELEVISIÓN

Nacho Faerna: "Miguel Bosé no nos impuso ni censuras ni limitaciones"

Una nueva serie promete hablar de la vida del cantante “sin tapujos”

Iván Sánchez y José Pastor darán vida a Miguel Bosé en su serie.
Iván Sánchez y José Pastor darán vida a Miguel Bosé en su serie.
EFE

Con honestidad y sin censura, así se decidió afrontar la serie biográfica sobre Miguel Bosé, cuyo rodaje ha terminado hace unas semanas y que cuenta de cerca con la colaboración del artista. Aunque no narrará los polémicos últimos años de la vida del cantante, Bosé promete hablar de todo, sin tapujos.

“Sí hablará de sexo, de drogas, de su homosexualidad… Él al contarlo no ha impuesto ninguna censura y nos lo ha contado con total honestidad y sin ponerse ningún tipo de traba o de limitación”, cuenta Nacho Faerna, autor-productor de la serie, unos días antes del final de su rodaje.

En sus seis episodios que verán la luz en los próximos meses, el espectador descubrirá ante todo una nueva imagen del artista. “Cuando me llegó el proyecto yo pensé que esto tenía interés siempre y cuando Miguel estuviera dispuesto a contar cosas que no se supieran. Cuando uno se asoma a la vida de alguien, el testimonio de primera mano es fundamental”, explica Faerna sobre esta producción de VIS en colaboración con Shine Iberia (Banijay Iberia), Elefantec Global y Legacy Rock.

En este caso, gracias a la cercanía de Bosé con la CEO de Shine Iberia, Macarena Rey, estos encuentros fueron la semilla imprescindible del proyecto. “El primer paso fue reunirnos con Miguel para que nos contara. Yo iba un par de veces a su casa por semana y hablábamos largo y tendido. Miguel es muy buen narrador, lo cuenta muy bien y tiene una memoria sorprendente, siempre cuenta muchos detalles, se acuerda de los colores, de los olores”, añade el creador.

Fue un proceso -que tuvo lugar antes de la pandemia- en el que participaron también los guionistas del proyecto -Ángeles González-Sinde, Isabel Vázquez y Boris Izaguirre- todos ellos, conocidos del artista. Sin embargo, apunta Faerna, no se ha buscado por parte de nadie blanquear una vida llena de luz, pero también con muchas sombras: “En ningún momento de todo el proceso de documentación yo he tendido la sensación de que Miguel tuviera la intención de crear una imagen de sí mismo determinada”, asegura.

“Incluso en alguna ocasión, cuando me ha contado algo comprometido que no lo dejaba en buen lugar o a él o a alguien conocido, él me decía, “esto es lo que pasó, yo te lo cuento y tú haces con ello lo que quieras”. Ha sido muy generoso y no ha habido ninguna intención por su parte de que hiciéramos un retrato más o menos favorable”, apunta.

Bosé, que visitó el rodaje hace unas semanas, ha leído y comentado algún detalle de los primeros guiones, pero “no tiene ninguna capacidad de veto ni de decir esto sí o esto no”, insiste Faerna. Aparece, por ejemplo, el que fuera su pareja durante más de dos décadas, Nacho Palau, que en la serie se llamará Pablo.

La entrevista se produce en un estudio a las afueras de Madrid, uno de los lugares elegidos para recrear algunas escenas de la vida del cantante. En un ambiente tenue, alumbrado por un cañón de luz, el actor José Pastor interpreta frente a las cámaras Sevilla, haciendo playback de su propia voz, grabada previamente. “Hemos grabado con mi voz todas las canciones de la serie. Mi trabajo ha sido cantar parecido a él no estamos imitando, pero la gente tiene que reconocerlo”, cuenta el actor, que vive absorbido por la figura de Bosé.

“He visto todas las actuaciones y leído todos los libros que existen sobre él”, explica el malagueño, que interpretará a Miguel Bosé desde los 18 a los 35, aproximadamente, desde la primera vez que se sube a un escenario a cantar Linda frente a su madre, Lucía Bosé, y su padre, Luis Miguel Dominguín, presentado por José María Íñigo.

Pero el mayor reto de su papel, explica Pastor, ha sido el recrear lo nunca visto, la intimidad del artista. “Eso ha sido muy interesante y lo he construido en base a lo que creemos que es o que siente, a toda esta fragilidad que a lo mejor no muestra.

A partir de los 35, y hasta el momento en el que se convierte en padre, Miguel Bosé es interpretado por Iván Sánchez, que llegó al proyecto por destino o casualidad, explica. “Ha habido muchas casualidades para estar aquí, es como que de alguna manera tenía que hacer esto”, dice.

Sánchez siente una conexión especial con Bosé. “Es verdad que yo lo he tratado a lo largo de muchos años y he llegado a verle en la intimidad, en su casa”, concluye.

Etiquetas