Actualidad

POLÍTICA INTERNACIONAL

El ingreso sueco en Otan tendría un efecto disuasorio en la zona

En su situación actual de país aliado no hay garantías de ayuda en caso de ataque

Los ministros suecos de Defensa y Asuntos Exteriores, Peter Hultqvist y Ann Linde.
Los ministros suecos de Defensa y Asuntos Exteriores, Peter Hultqvist y Ann Linde.
Henrik Montgomery/EFE

Un hipotético ingreso de Suecia en la Otan tendría un efecto disuasorio contra conflictos bélicos en el norte de Europa, ha concluido este viernes un informe consensuado por el Gobierno socialdemócrata sueco y la mayoría de fuerzas parlamentarias.

El informe, que analiza la nueva situación generada por la guerra en Ucrania, considera que Suecia reforzaría su seguridad y la de sus países vecinos entrando en la alianza, aunque no incluye ninguna recomendación específica sobre la adhesión.

En la situación actual de Suecia como país aliado de la Otan no hay garantías de ayuda en caso de ataque, ya que el artículo 5 sobre defensa colectiva solo afecta a países miembros.

El informe cree que no hay demasiado margen para reforzar la cooperación con la alianza ni es realista pensar en profundizar alianzas bilaterales fuera de ella por ausencia de voluntad política para crear una defensa colectiva dentro de la Unión Europea (UE).

Permanecer fuera de la Otan exigiría además un gasto en defensa superior al 2 % del Producto interior bruto (PIB) al que se ha comprometido Suecia y que es el mínimo recomendado por la alianza.

Suecia podría ser objeto de ataques cibernéticos o provocaciones como violaciones de su espacio aéreo o sus aguas por parte de Rusia, sobre todo en el período de transición hasta que todos los países miembros ratificasen una hipotética solicitud sueca.

“La principal consecuencia de una eventual entrada en la Otan sería que Suecia formaría parta de su seguridad colectiva”, ha dicho en rueda de prensa la ministra de Exteriores, Ann Linde.

Las conclusiones del informe resultan del consenso entre seis de las ocho fuerzas parlamentarias, salvo ecologistas y excomunistas, que no obstante están de acuerdo con el resto en la condena a la intervención militar rusa en Ucrania.

La presentación del informe se produce un día después de que el presidente y la primera ministra finlandesa decidieran apoyar la adhesión de su país a la Otan, un hecho que “influirá” en la decisión sueca, ha admitido Linde.

El Partido Socialdemócrata Sueco, que encabeza en solitario un Gobierno en minoría, ha convocado este sábado una reunión extraordinaria de su cúpula con la que culmina el proceso de discusión interna y al término de la que hará pública su postura sobre la alianza, que se prevé favorable al ingreso.

Reacciones

EE. UU. dice que apoya la posibilidad de que Suecia y Finlandia soliciten entrar en la Otan, al asegurar que su inclusión en la alianza contribuiría a la seguridad de los estadounidenses. Y ha añadido que ambos países son “aliados estrechos y valiosos en materia de defensa” y que reforzar la Alianza interesa. Por contra, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha dicho que su país no ve de forma favorable la entrada aludiendo el supuesto respaldo a “terroristas” de esas naciones nórdicas.

Etiquetas