Actualidad

investigación

El duro informe del “Partygate” aprieta la soga en torno a Boris Johnson

El texto arroja nuevas dudas sobre el futuro político y la credibilidad del primer ministro

Boris Johnson.
Boris Johnson.
E.P.

Las duras revelaciones del informe elaborado por la alta funcionaria Sue Gray sobre las fiestas en Downing Street durante la pandemia (el llamado “Partygate”) han arrojado este miércoles nuevas dudas sobre la credibilidad y el futuro político del primer ministro, Boris Johnson.

Más allá de las violaciones del confinamiento, el documento evidencia los excesos etílicos, el desprecio a los subordinados o el desdén por las normas con los que el círculo más cercano al primer ministro operó en los peores momentos de la pandemia.

Vómitos en la oficina, peleas entre compañeros o humillaciones al personal de seguridad y limpieza aparecen mencionados en un informe que ocupa 37 páginas que llama a los líderes políticos y administrativos del país a “asumir su responsabilidad” por los “fallos de liderazgo”.

El compendio hace un retrato tenebroso de la cultura que ha predominado en la sede del Ejecutivo conservador, aunque deja al margen consideraciones legales o políticas.

“A los eventos que he investigado asistieron responsables en el Gobierno. Muchos de esos eventos no deberían haberse permitido. También sucede que algunos de los funcionarios de menor rango creyeron que su participación estaba permitida, dada la presencia de sus jefes”, escribe Gray en el informe.

La alta funcionaria halló asimismo que parte del personal había presenciado comportamientos preocupantes, sin poder denunciarlos.

“Se me informó de múltiples ejemplos de falta de respeto y mal trato a empleados de seguridad y de limpieza. Eso es inaceptable”, subraya.

Etiquetas