Actualidad

DÍA MUNDIAL DEL CEREBRO

Perros y gatos también padecen enfermedades neurológicas que afectan al cerebro

Cambios de comportamiento repentinos, marchas compulsivas, falta de coordinación y caídas, entre otros, son los signos más frecuentes 

Es importante acudir al veterinario ante la menor sospecha.
Es importante acudir al veterinario ante la menor sospecha.
S.E.

En perros y gatos, las enfermedades neurológicas que afectan al cerebro son más frecuentes de lo que pensamos: se dan enfermedades vasculares, de tipo ictus, malformaciones del cerebro, fracturas del cráneo… Para que nuestras mascotas puedan vivir muchos años y con una buena calidad de vida, los expertos de AniCura Ars Veterinaria Hospital Veterinari, con motivo del Día Mundial del Cerebro, que se celebra el 22 de julio, explican la importancia de acudir al veterinario ante la menor sospecha, ya que hay algunas enfermedades con las que las mascotas pueden vivir muchos años y con buena calidad de vida.

“Las enfermedades del cerebro dan mucho miedo, pero los cuidadores deben saber que se pueden apoyar en veterinarios especialistas en neurología que sabrán qué les ocurre a las mascotas, les dirá los siguientes pasos y las formas de tratamiento más adecuadas”, explica Anna Suñol, responsable del servicio de Neurología y Neurocirugía del centro.

“Las enfermedades de este tipo que con más frecuencia vemos en nuestro centro son la epilepsia idiopática, las meningitis (inflamatorias o infecciosas) y los tumores intracraneales”, asegura esta experta. Las causas son múltiples y dependen de muchos factores. Por ejemplo, muchas de ellas dependen del país en el que habita la mascota. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este tipo de trastornos puede llegar a afectar a animales de cualquier tipo, raza o edad.

“Nuestra experiencia en perros -comenta Anna Suñol- nos indica que la incidencia en cada una de estas enfermedades varía de acuerdo con la raza. Por ejemplo, los Golden y los Labradores tienen más predisposición a la epilepsia, los Maltés y Yorkshire Terrier, a las meningitis y los Bulldog Franceses y los Boxers, a los tumores”. En cuanto a la edad, esta especialista destaca que la epilepsia idiopática suele darse entre los 6 meses y los 6 años, la meningitis en general, a cualquier edad y los tumores intracraneales suelen afectar a animales mayores, entre los 8 y los 9 años. 

¿Cómo saber si mi mascota tiene una enfermedad neurológica?

Los síntomas de las enfermedades neurológicas que afectan al cerebro dependen de la zona que se encuentra afectada. Algunas de las señales más frecuentes que pueden ayudarnos a identificar un trastorno de este tipo en nuestra mascota son los cambios de comportamiento repentinos, las marchas compulsivas, el andar dando vueltas, el ladeo de la cabeza, la falta de coordinación y las caídas, la imposibilidad para salir de una habitación y los ataques epilépticos.

Al identificar cualquiera de estas señales se ha de acudir de inmediato a un centro veterinario especializado, donde un neurólogo revisará la historia clínica del animal y hará un examen físico y neurológico completo, así como las pruebas diagnósticas necesarias (las más comunes son la resonancia magnética de la cabeza y, en muchos casos, la extracción de líquido cefalorraquídeo).

Seguido a esto, se valorará el tipo de tratamiento. “En el caso de la epilepsia, el tratamiento son los antiepilépticos. En algunos casos, se valora el tratamiento coadyuvante como cambios de dieta.  En cuanto a la meningitis, depende de si es inflamatoria o infecciosa y generalmente se recomiendan antiinflamatorios y en algunos casos antibióticos. En los tumores, depende totalmente: cirugía, radioterapia, tratamiento médico, soporte…”, concluye Anna.

Etiquetas