Actualidad

estadísticas

Primera caída del empleo en un julio con 3.230 parados más

Se rompen cinco meses de buenas cifras para un mercado laboral en máximos

María Jesús Montero compareció en rueda de prensa tras la reunión.
María Jesús Montero.
EFE

El mercado laboral se resintió en julio con 7.366 afiliados menos de media, el primer descenso para este mes desde que arrancó la serie histórica hace 21 años, mientras que el paro aumentó en 3.230 personas en el primer repunte para el séptimo mes desde 2008. La subida del paro y el descenso del empleo en julio, un mes habitualmente bueno para el mercado laboral, suponen romper cinco meses consecutivos de buenas cifras para un mercado laboral en máximos -20,34 millones de ocupados y 2,88 millones de parados- en un contexto de incertidumbre económica y de elevada inflación.

Los datos son un “toque de atención” de que la incertidumbre y la inflación puedan trasladarse al mercado laboral, apuntó el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, que añadió que no se va a “bajar la guardia”. Junto a los precios y el contexto internacional, el Gobierno señala tras estas cifras a un cambio de paradigma tras la reforma laboral, que ha llevado a anticipar contrataciones más estables en los meses previos y no rotar tanto empleo temporal en la campaña estival.

Asimismo, parece haber pesado algo más de lo habitual el final de curso en el sector educativo, tras los refuerzos por la pandemia, y cuyos contratos que arrancaron en septiembre de 2021 no se ceñían aún a la reforma.

Al detalle por sectores, el mayor descenso de la afiliación se dio en servicios, con 28.062 ocupados menos, seguido de industria con un descenso de 16.162 afiliados, según los datos publicados este martes por los Ministerios de Trabajo e Inclusión y Seguridad Social.

En el paro, también lideró las subidas el sector servicios con 11.237 desempleados más con especial repunte en educación con 23.708 personas paradas más debido al final de curso.

Pese a los datos de julio, en la comparativa anual el mercado laboral ofrece un buen balance: el número medio de afiliados supera en 749.236 las cifras de hace un año, el paro se ha reducido en 532.683 personas y la cifra total de desempleados es la más baja registrada en un mes de julio desde 2008.

“Mi único mensaje es que la volatilidad de un mes concreto no nos tiene que despistar de las grandes cifras”, reflexionó la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

En cuanto a la contratación, en julio se registraron 1.665.515, de los que un 41,44 % fueron de carácter indefinido, 685.992, lo que multiplica por cuatro la media histórica.

Con esta evolución, en julio hay “1,5 millones más de afiliados con contrato indefinido que en los años anteriores a la pandemia”.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también señaló, en declaraciones a Efe, al efecto “estadístico” del mayor número de contratos indefinidos firmados en meses anteriores para explicar las cifras de afiliación de julio.

También a consecuencia del crecimiento del empleo, han destacado desde el Gobierno, la ratio entre cotizantes y pensionistas alcanza máximos de una década, situándose en 2,39.

Desde los sindicatos UGT y CCOO reclamaron incrementos salariales para sostener el consumo y el empleo y la patronal Ceoe expresó su preocupación por los datos en “un comportamiento inhabitual en el período estival que anticipa una desaceleración preocupante del empleo”

Etiquetas