Actualidad

GUERRA EN UCRANIA

Erdogan advierte en Ucrania contra un nuevo Chernóbil

El presidente turco cree que habrá negociación y se posiciona con Zelenski

Erdogan, Zelenski y Guterres unieron fuerzas este jueves durante la cumbre celebrada en Leópolis.
Erdogan, Zelenski y Guterres unieron fuerzas este jueves durante la cumbre celebrada en Leópolis.
Efe

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advirtió este jueves del riesgo de una nueva catástrofe nuclear que podría derivarse de la invasión rusa en Ucrania, donde se hallan varias centrales atómicas, objetivo de combates. “No queremos un nuevo Chernóbil”, dijo Erdogan en una declaración que leyó al término de su reunión trilateral en Leópolis con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, y el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

Subrayó que “preocupan los combates que continúan alrededor de la central nuclear de Zaporiyia”, situada en el sureste de Ucrania y controlada por tropas rusas. Tras llegar al mediodía a la ciudad ucraniana, Erdogan se entrevistó primero con Zelenski, antes de reunirse ambos con Guterres, en un encuentro que duró unos 40 minutos, informó la agencia turca Anadolu.

El presidente turco subrayó el éxito del acuerdo firmado por Kiev y Moscú en Estambul el mes pasado, que permite la exportación segura de cereales ucranianos, y recordó que hasta ahora han salido de los puertos ucranianos unos 25 buques con un total de 625.000 toneladas de productos agrícolas.

Sobre el fin de la guerra

“Personalmente estoy convencido de que esta guerra terminará en una mesa de negociaciones, y Zelenski y Guterres comparten esta idea”, dijo Erdogan. Pidió “reactivar” las negociaciones de paz que tuvieron lugar en Estambul en marzo pasado y reiteró su disponibilidad como mediador para llegar a un acuerdo de intercambio de prisioneros de guerra.

Agregó que evaluaría con el presidente ruso, Vladímir Putin, los resultados de la conversación trilateral en relación a la posibilidad de efectuar ese intercambio. El presidente turco, que llegó al mediodía a Leópolis tras volar al aeropuerto de Rzeszow en Polonia y trasladarse por carretera a la ciudad ucraniana donde tuvo lugar este jueves la cumbre, tenía previsto regresar la noche de este jueves a Ankara. Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió este jueves que no haya acciones militares en la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, y que haya un acuerdo para que sea utilizada como infraestructura civil y garantizar la seguridad de la zona.

“La instalación no debe ser utilizada como parte de ninguna operación militar. En cambio, se necesita con urgencia un acuerdo para restablecer Zaporiyia como infraestructura puramente civil y garantizar la seguridad de la zona”, dijo.

Añadió que la secretaria general tiene la capacidad para apoyar cualquier misión del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) en Zaporiyia, bajo la condición de que Rusia y Ucrania estén de acuerdo.

“Chantaje nuclear”

Asimismo, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, reiteró su rechazo al “chantaje nuclear” ruso en torno a la planta atómica de Zaporiyia y exigió que Rusia retire de inmediato sus tropas de la central.

“La seguridad nuclear es una prioridad incondicional para todo el mundo”, dijo Zelenski tras el citado encuentro trilateral. “Rusia tiene que retirar inmediatamente y sin más condiciones sus tropas de la central, detener toda provocación y todos los bombardeos”, agregó. 

Etiquetas