Actualidad

‘Alma’, una serie marcada por los fenómenos sobrenaturales

Basada en la historia real de su director, Sergio G. Sánchez, se emite en Netflix

Netflix ha estrenado este fin de semana la serie Alma.
Netflix ha estrenado este fin de semana la serie Alma.
Netflix

En 2005 el director Sergio G. Sánchez vivió un accidente de tráfico que le provocó amnesia, una experiencia que ha servido como germen para la serie Alma, un thriller donde fenómenos sobrenaturales, misticismo y la pérdida de recuerdos conforman un cóctel que, dice a Efe, “habla de encontrar la propia identidad, algo que nos lleva una vida”.

Mireia Oriol, Milena Smit, Pol Monen, Álex Villazán, Claudia Roset, Javier Morgade, Nil Cardoner y María Caballero protagonizan esta serie de terror en Netflix -nueve capítulos que verán vieron la luz el pasado viernes para todo el mundo- y en la que convergen fábulas, historias reales y, según apunta su creador, “mucho componente emocional”.

“Alma nació como un cortometraje que escribí después de haber tenido ese accidente casi mortal”, explica el director sobre la semilla de un proyecto que evolucionó a largometraje para, finalmente, materializarse en una serie que, “desde un contexto fantástico, habla de cómo acabamos por convertirnos en una mezcla de nuestros recuerdos”.

Rodada entre Asturias y Barcelona, la ficción cuenta la historia de Alma (Mireia Oriol), una joven que padece amnesia tras un extraño accidente de tráfico durante un viaje de instituto en el que mueren gran parte de sus compañeros. “Hemos creado una especie de fábula”, asegura el director de El secreto de Marrowbone (2017)

El asturiano se sirve de algunos episodios que vivió personalmente, aunque “rebajados” en intensidad. “No quería que la serie fuera un caso clínico, sino hacer dudar al espectador sobre si lo que ve es realidad o no, para que trate de unir piezas”, explica sobre la trama de la serie, para la que se hizo un casting entre más de dos mil actores.

Su argumento exige al reparto una tarea compleja, la de “estar en la tensión que conlleva sentirse en peligro todo el rato”, explica la actriz Claudia Roset, con quien coincide su compañero Alex Villazán: “El código del terror -dice a Efe- es un reto, al igual que el de la emoción; es una serie que acaba tocando tramas que todos podemos vivir”.

“La serie toca temas muy complejos, así que investigué un montón sobre la vida, la muerte, la enfermedad y de todos los temas emocionales que la serie muestra, en la que algunos son más esperados que otros”, comenta Mireia Oriol, la actriz que interpreta a la protagonista, Alma, un papel que se preparó entrevistándose con varias personas que habían sufrido amnesia.

Porque, según su creador, el terror solo funciona si lo hace a nivel emotivo: “En ‘Alma’ te involucras con los personajes y sientes su dolor. Se genera un equilibrio entre la emotividad y la fantasía para que una cosa complemente a la otra’, adelanta el director, también guionista de la película “Lo imposible” (2012), sobre esta historia creada para jugar con el espectador.

Ha sido un reto tocar este género con un guion como este, es maravilloso y muy complejo, me quedo corta si digo que lo he leído diez veces”, dice Milena Smit, que interpreta a la enigmática Nico.

Etiquetas