Actualidad

TERRORISMO

Trasladan a cárceles vascas a los condenados por los atentados de Sallent y de la casa cuartel de Zaragoza

Instituciones Penitenciarias ha autorizado el traslado de otros once reclusos, todos ellos a centros penitenciarios de Euskadi

Javier García Gaztelu, 'Txapote.
Javier García Gaztelu, 'Txapote.
EFE

Instituciones Penitenciarias ha acordado el traslado a prisiones del País Vasco de los exdirigentes de ETA Francisco Javier García Gaztelu, Txapote, condenado por una decena de asesinatos, entre ellos el de Miguel Ángel Blanco o los dos guardias civiles en Sallent de Gállego, y a Henri Parot, que cumplió las tres cuartas de su condena en 2020 y fue uno de los autores del atentado a la casa cuartel de Zaragoza.

Junto a estos dos acercamientos, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco han autorizado el de otros once reclusos, todos ellos a centros penitenciarios de Euskadi.

Txapote, que desde hace más de un año cumple pena en la prisión madrileña de Estremera, ha pasado a segundo grado o régimen ordinario. Ingresó en prisión el 15 de diciembre de 2005 y cumple una condena acumulada de 30 años por asesinatos, atentado y secuestro, entre otros.

Fue jefe militar de ETA y está considerado de la línea dura de la banda. Acumula penas que superan los 500 años de prisión por, entre otros asesinatos, los de Miguel Ángel Blanco; Fernando Buesa y su escolta, Jorge Diez Elorza; Fernando Mújica; Gregorio Ordóñez; José Luis López de Lacalle; y dos guardias civiles en Sallent de Gállego (Huesca).

Henri Parot, actualmente en la cárcel de León, ingresó en prisión el 7 de abril de 1990 y cumple una condena acumulada de 41 años por asesinatos, homicidios, atentados, organización terrorista, colaboración con banda armada, estragos, lesiones, falsificación y tenencia de explosivos y armas.

Su detención en Sevilla supuso un relevante golpe en la lucha contra ETA porque ostentaba la jefatura de los comandos itinerantes o Argala, que llevaban actuando durante doce años y habían cometido una veintena de atentados con casi 40 muertos y más de 200 heridos.

Además, Henri Parot dio nombre en 2006 a la llamada "doctrina Parot", con la que el Tribunal Supremo dio respuesta a un recurso de este preso que supuso el alargamiento de la estancia en prisión de los terroristas. Siete años después, en octubre de 2013, la Justicia Europea la anuló y fueron excarcelados 63 etarras.

La AVT lamenta esta nueva "oleada" de acercamientos de etarras

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) lamenta esta nueva "oleada" de acercamientos de etarras, "entre los que se encuentran algunos de los más sanguinarios", y recuerda que ya sólo quedan 45 presos fuera de las cárceles del País Vasco y Navarra.

"Asesinos en serie como Henri Parot o Txapote van a cumplir lo que les quede de la condena en prisiones cerca de sus familias, sin haber mostrado un ápice de arrepentimiento ni haber colaborado con la justicia jamás", asegura en un comunicado la AVT, que reconoce que esta decisión "ha sido un nuevo mazazo" para las víctimas.

Otro de los etarras trasladados es Jon Bienzobas Arretxe, quien se encontraba en la prisión de Dueñas (Palencia) y quien cumple condena, entre otras causas, por el asesinato en 1996 del presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Tomás y Valiente.

Asimismo, de la cárcel de El Dueso (Cantabria) será traslasado Manex Castro Zabaleta, que se desmarcó de la actividad terrorista y pasó a segundo grado. Fue condenado a 44 años de prisión por su participación en el atentado que en diciembre de 2008 le costó la vida al empresario Ignacio Uría, entre otros delitos.

Óscar Celarain Ortiz, actualmente en la prisión de Soria, cumplirá su pena en una cárcel de Euskadi. Miembro del comando Argala, fue condenado a 50 años de cárcel, junto a Txapote y otros miembros de la banda terrorista por el asesinato del concejal de UPN José Javier Mujica en Leiza (Navarra).

Juan Manuel Inciarte Gallardo es otro de los que serán trasladados. Ingresó en prisión en 2009 tras ser detenido en México y cumple 30 años de condena por el asesinato en 1983 de un teniente y un cabo de la Policía y de la mujer de este último, que estaba embarazada.

Igualmente, pasará a una cárcel vasca Félix Alberto López de Lacalle, alias Mobutu, que fue detenido en Francia en 2004 y, tras su paso por la cárcel en el país galo, cumple una condena de 30 años en España desde 2016 por el asesinato de tres guardias civiles cometido en 1980.

El etarra que rompió la tregua de ETA

Juan Luis Rubenach Roiz, actualmente en El Dueso, también será acercado a Euskadi y es el autor material del asesinato en Madrid del teniente coronel Pedro Antonio Blanco en enero de 2000, con el que la banda terrorista rompió la tregua trampa que había declarado quince meses antes.

Mientras, Eider Pérez Aristizabal, que también será trasladado a Euskadi, fue condenado en 2005 a 8 años de prisión por su pertenencia al comando Sugoi de ETA, enlace en Galicia de otro comando del que formaba parte Alicia Sáez de la Cuesta, que intentó asesinar en 2001 al entonces presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga.

Además, la Audiencia Nacional también le condenó a 75 años de prisión como responsable del atentado contra un mosso d'esquadra en 2001 en Rosas (Girona).

Aitor Aguirrebarrena, trasladado desde la cárcel de Villabona en Asturias, fue condenado a 75 años de prisión por su participación en el atentado cometido el 20 de agosto de 2000 en Sallent de Gállego en el que murieron dos guardias civiles y a 33 años por el asesinato del funcionario de prisiones Máximo Casado Carrera el 22 de octubre de 2000 en Vitoria.

También fue condenado a 23 años de prisión por la explosión en julio de 2000 de una furgoneta bomba junto al cuartel de la Guardia Civil de Agreda (Soria), que causó heridas a una mujer y numerosos daños, y a 31 por el atentado cometido el 10 de septiembre de ese año en una discoteca de Deba (Guipúzcoa).

Desde Zuera (Zaragoza) será acercado al País Vasco Jon Igor Solana Matarrán, quie cumple condena, entre otras acciones terroristas, por su participación en el asesinato el 9 de octubre de 2000 en Granada del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía Luis Portero García de dos disparos con una pistola.

Además, va a ser trasladado desde el centro penitenciario de Logroño Ismael Berasategui Escudero, integrante del comando Behorburu, que fue condenado en 2009 a catorce años de prisión por preparar y colocar en el aeropuerto de Málaga el 26 de julio de 2001 un coche-bomba, que finalmente no explotó al ser desactivado.

Por último, será acercado José Antonio Zurutuza Sarasola, que está en prisión desde el 13 de diciembre de 2007 y cumple una condena de 30 años por asesinatos.

Etiquetas