Actualidad

especial vuelta al cole

Todo preparado para recuperar el ritmo académico y la actividad extraescolar

Estos días las familias oscenses ultiman la organización doméstica con vistas al recién estrenado curso.

El regreso a las aulas trae consigo el interés por inscribirse a distintas actividades que se prolongarán lo mismo que el curso académico.
El regreso a las aulas trae consigo el interés por inscribirse a distintas actividades que se prolongarán lo mismo que el curso académico.
Oliver Duch

Un total de 26.532 estudiantes de infantil, primaria y secundaria volvieron la semana pasada a las aulas de los centros de la provincia de Huesca. Los nervios de los primeros días ya van dejando paso a la normalidad de las clases, los horarios y a la relación con profesores y amigos, lo que contribuye a recuperar la rutina que marcará todo el curso académico.

Por delante, un periodo libre de restricciones sanitarias, a diferencia de los ejercicios anteriores, y una serie de cambios metodológicos y curriculares introducidos por la nueva Ley de la Educación que acaba de entrar en vigor.

Otra de las cuestiones a las que se va a tener que prestar atención durante este curso es a la supervivencia de las escuelas rurales de la provincia, pendientes de que cumplan con la ratio de alumnos correspondiente para poder mantener las aulas en los pequeños municipios.

Mucho más en la agenda

Septiembre no solo es el mes del inicio del periodo lectivo, sino que también es el indicado para retomar la agenda de actividades extraescolares. Aficiones, deportes, conocimientos de nuevas materias o refuerzos para el estudio de determinadas asignaturas llenarán a partir de ahora el calendario de muchos estudiantes, que estos días sopesan, junto con sus familias, las mejores opciones para fomentar un aprendizaje más completo y variado en este curso que arranca.

Además, es probable que los preparativos del principio de curso se prolonguen durante varios días. Cuestiones como la provisión de material escolar o el acondicionamiento del armario de cara al otoño pueden convertirse en un quebradero de cabeza para las familias. De hecho, los últimos cambios curriculares han repercutido en el trabajo de las editoriales, lo que implica que haya quien todavía esté esperando algún libro de texto para este curso.

La ropa para la temporada escolar también requiere una completa revisión. En la mayoría de los casos, las prendas del pasado año ya no se adecuan a la talla del niño, y eso si todavía sobreviven al desgaste natural del curso anterior, que es lo más probable que suceda.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas