Actualidad

gobierno de cataluña

Aragonès desdeña la mano tendida del PSC y diseña el nuevo Govern

Ya sin los consellers de JxCat, el presidente de la Generalitat dedicó la jornada a realizar reuniones, llamadas y contactos 

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, abandona la sede de ERC tras la reunión de la formación.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, abandona la sede de ERC tras la reunión de la formación.
EFE

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, está acabando de diseñar un nuevo Govern en solitario, sin consellers de JxCat, que espera tener operativo ya a principios de la próxima semana y que priorizará la búsqueda de apoyos parlamentarios entre JxCat, la CUP y En Comú Podem, pero no el PSC.

Después de que JxCat decidiera romper con ERC y abandonar el Govern, Aragonès llegó este sábado a las 09:30 horas al Palau de la Generalitat para iniciar una jornada de reuniones con su equipo de colaboradores, llamadas y contactos de cara a definir la estructura del Ejecutivo remodelado y los nombres de los nuevos consellers.

Descartada una convocatoria anticipada de elecciones, Aragonès puede aprovechar la obligada remodelación de su Govern para fusionar departamentos y reorganizar competencias, además de incorporar nuevos consellers, entre los que podría haber perfiles independientes de la órbita de los republicanos.

Sobre la posibilidad de sumar perfiles vinculados a ERC como Natàlia Mas o Albert Castellanos para Economía y Hacienda o Marc Ramentol para Salud, la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, reconoció que “son nombres de primer nivel que tiene Esquerra”, aunque evitó confirmar si estarán entre los elegidos.

Sí que explicó que está ya “muy avanzada” la estructura del nuevo Govern, que contará con “personas expertas en su ámbito”.

No habrá consellers de En Comú Podem ni de ningún otro partido, aunque el Govern priorizará, según Vilagrà, la búsqueda de apoyos entre los grupos independentistas y los comunes y escuchará a los agentes económicos y sociales, ayuntamientos, consejos comarcales y entidades municipalistas.

Vilagrà dejó fuera de la ecuación de posibles socios a los socialistas, pese a que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ofreció este viernes “estabilidad” a la Generalitat y este sábado el primer secretario del PSC, Salvador Illa, volvió a tender la mano a Aragonès para pactar los próximos presupuestos.

Desde Bagà (Barcelona), Illa explicó que propondrá a su partido “seguir construyendo una alternativa” al actual Govern, pero sin forzar los tiempos ni apresurarse a exigir nuevas elecciones.

“No tenemos prisa para nada”, afirmó Illa, antes de añadir: “No somos amigos de volantazos ni bandazos”, ya que “construir una alternativa no significa decir no a todo”.

Sin embargo, apoyarse en los 33 diputados del PSC para aprobar los próximos presupuestos no entra en los planes del Govern: Vilagrà desdramatizó una posible prórroga presupuestaria, ya que “los presupuestos actuales son buenos y expansivos”.

Aún más taxativo fue el presidente de ERC, Oriol Junqueras, que señaló que las cuentas solo podrán salir adelante si “aquellos que han elaborado los presupuestos están dispuestos a votarlos”, en alusión a Junts, que hasta ahora ostentaba la consellería de Economía y Hacienda.

La líder parlamentaria de En Comú Podem, Jéssica Albiach, tendió la mano a Aragonès para construir “una mayoría progresista” que sustente al Govern, aunque no le dará “un cheque en blanco”.

Etiquetas