Actualidad

televisión

Ana Rosa Quintana: “Espero seguir mucho tiempo diciéndoles buenos días”

Ana Rosa Quintana regresa a su programa tras tener cáncer de mama

Ana Rosa Quintana, momentos después de reincorporarse a su programa en Telecinco.
Ana Rosa Quintana, momentos después de reincorporarse a su programa en Telecinco.
EFE

La periodista y presentadora Ana Rosa Quintana volvió ayer al programa de actualidad que lleva su nombre con el convencimiento de que continuará dando los buenos días muchas jornadas a los telespectadores tras superar el cáncer de mama que le ha mantenida apartada de la televisión durante once meses.

Un tiempo que se le ha hecho “un poquito largo”, según comentó Ana Rosa en sus primeras palabras en su vuelta, en las que mostró su agradecimiento a los telespectadores, con los que dijo tener una “deuda eterna”, pero también con sus compañeros y familia.

Y hasta con el papa, que le hizo llegar un rosario bendecido, según señaló con una sonrisa con su nueva imagen con el pelo corto y rubio y ataviada con unos pantalones vaqueros y camisa blanca con la que quiso decir de forma contundente “ya estoy aquí”.

“En este momento hay miles de personas pasando por lo mismo. Miles de mujeres que lo están viviendo o lo van a vivir”, recordó la periodista, quien contó que no ha abandonado “el gusanillo del periodismo”.

“No me ha abandonado -apostilló-, a pesar de que esta vez he tenido que seguir la actualidad desde el sofá de mi casa”.

Una presentación que quiso acabar así: “Y ahora, muy en serio, milagro es que yo esté aquí. Bienvenidos (...) Es muy impresionante volver”.

La periodista pide más bienestar para los pacientes

La periodista y presentadora Ana Rosa Quintana abogó ayer por profundizar “un poco más” en el bienestar del paciente, mientras está recibiendo tratamiento a nivel psicológico y nutricional y también para ejercitar normalmente su actividad física.

Esas son algunas de las consideraciones que hizo la periodista en su primera comparecencia pública ante los medios de comunicación, al término del programa que lleva su nombre en Telecinco, en un día en el que dijo sentirse “desbordada”’ de tanto cariño por parte de sus compañeros, pero también de colegas de profesión de otras cadenas.

También lo recibió de su familia, que fue ayer a arroparla, de mucha gente anónima que le ha mandado oraciones y rosarios, con los que ha hecho un pequeño altar en su casa, y que han rezado para que saliera todo bien. “Me siento tan agradecida. Sentir tanto cariño ha sido lo positivo. Ha sido brutal”, repetía una y otra vez la presentadora, quien no podía ocultar la emoción al contar lo vivido.

Tampoco al dirigirse a las mujeres a quienes están diagnosticando ahora esa enfermedad o están en tratamiento, para que se cuiden, que piensen que lo más importante son ellas y que se alimenten de forma adecuada.

Ha vuelto porque tenía “el gusanillo del periodismo” y porque “necesitaba recuperar su vida”, pero también porque consideraba importante animar a las personas que ahora reciben el diagnostico de cáncer a que “intenten llevarlo lo mejor posible por ellas, por su familia, sus amigos...”.

“Hay muchas cosas que hacer y entre ellas cuidarse, no quedarse en un sofá, no preguntarse nunca por qué a mí”, comentó dirigiéndose a ellas, que serán tratadas por los oncólogos y enfermeras españolas, cuyo trabajo alabó.

“Hay que pensar que lo más importante es él o ella”, insistió Quintana en sus consejos a los pacientes, a los que está abierta a ayudar tras haber recibido radioterapia, quimio y ser intervenida en dos ocasiones, aunque sabe que, aunque haya sido dada de alta, eso no quiere decir que esté curada hasta dentro de cinco o seis años, como relató ayer.

Tendrá que tomar medicación durante esos años, hacer sus revisiones, como todas las pacientes, y tomarse la vida con menos estrés, de forma “más relajada”. De momento lo que hará será no presentar los viernes su programa, lo harán Joaquin Prats y Patricia Pardo, como lo han hecho en su ausencia.

Etiquetas