Actualidad

ENERGÍA

El Gobierno lanza medidas para aliviar la factura energética del 40 % de hogares

Se aprobarán en el Consejo de Ministros del próximo martes e incluyen una nueva tarifa regulada (TUR) para las comunidades de vecinos

Comparecencia de Pedro Sánchez en el Congreso.
Comparecencia de Pedro Sánchez en el Congreso.
Javier Lizón/EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este jueves una nueva batería de medidas para combatir el impacto de la crisis energética en la población, que supondrá una movilización adicional de 3.000 millones de euros, con las que se pretende proteger al 40 % de los hogares españoles.

Sánchez, que ha comparecido a petición propia en el Congreso de los Diputados, también ha avanzado medidas para favorecer el empleo indefinido en las provincias con menor densidad de población -Soria, Teruel y Cuenca- al reducir las cotizaciones empresariales en los contratos indefinidos tanto existentes como nuevos.

La intervención del líder del Ejecutivo se ha centrado en el panorama actual, marcado por la invasión rusa de Ucrania, la inflación y los elevados precios de la energía, y en ella ha defendido que España "es hoy el país europeo más creíble en propuestas que permitan amortiguar los efectos de la crisis energética de (Vladimir) Putin".

En este contexto, Sánchez ha hecho público un nuevo paquete de medidas que se aprobarán en el Consejo de Ministros del próximo martes, y que incluye una nueva tarifa regulada (TUR) para las comunidades de vecinos con caldera centralizada de gas natural.

Tal planteamiento, avanzado este martes durante la presentación del Plan de Contingencia Energética que el Gobierno enviará a Bruselas en los próximos días, busca limitar hasta finales de 2023 el incremento trimestral de los precios, y permitirá a 1,7 millones de hogares reducir su factura a más de la mitad.

Se plantea además un refuerzo del bono social eléctrico, de modo que para los 1,3 millones de hogares que cuentan con él aumentará el descuento aplicado hasta el 65 % y el 80 % respectivamente para los beneficiarios considerados vulnerables y vulnerables severos, y se elevará un 15 % la cantidad de energía con derecho a descuento.

Con carácter temporal, se instaura una nueva categoría de consumidores con derecho a un descuento del 40 % en sus facturas para hogares trabajadores con ingresos reducidos, que beneficiará a otros 1,5 millones de familias.

Respecto al bono social térmico, se duplica el presupuesto en 2022 y 2023 para los hogares vulnerables, con lo que se doblará la ayuda media hasta los 375 euros por hogar y elevará la mínima a 40 euros.

Otro de los anuncios han sido medidas para favorecer el empleo indefinido en las tres provincias con menor densidad de población.

En concreto, Soria, Teruel y Cuenca, incluidas por la Comisión Europea en el nuevo Mapa de Ayudas de Finalidad Regional, tendrán una reducción de las cotizaciones empresariales en los contratos indefinidos ya existentes y en los nuevos, siempre de este tipo.

En su discurso, Sánchez ha celebrado la eficacia de iniciativas en marcha como la gratuidad de los abonos transporte de Renfe, que permite amortiguar "cerca de la mitad del impacto de la inflación en el bolsillo" de un viajero frecuente con una nómina de 1.500 euros.

A tenor de sus cifras, esta medida conlleva un ahorro global de 118 millones de litros de combustible y unas 360.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) menos en el aire.

Las estimaciones del Gobierno concluyen que se ha ahorrado 35.000 millones de euros a los consumidores desde junio de 2021 con medidas como la reducción de impuestos o el Mecanismo Ibérico para topar el precio del gas destinado a la generación eléctrica.

Sánchez ha puesto así en valor los planteamientos del Ejecutivo, los cuales -ha apuntado- están siendo respaldados desde las instituciones internacionales, como está sucediendo en Bruselas con la posible extensión del Mecanismo Ibérico al resto de socios.

"Dejen de hablar del 'timo ibérico' y admitan que se equivocaron y que es una buena solución para España y el conjunto de economías europeas", ha espetado a la portavoz del grupo popular, Cuca Gamarra.

El presidente ha resaltado que los impuestos temporales adoptados en España "a las grandes energéticas, a las grandes empresas financieras y a las grandes fortunas", están calando cada vez en más países y han sido apoyadas hasta por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El FMI, la OCDE, el Banco Central Europeo y la propia Comisión Europea coinciden en el carril de la justicia fiscal. Habrá que preguntarse quién va en dirección contraria o dando bandazos", ha indicado mirando a la bancada popular.

A ésta ha reprochado, asimismo, por limitarse a "acosar, tratar de derribar al Gobierno y no ayudar a su país en dos de los momentos más críticos de la historia reciente", en alusión a la pandemia y la crisis energética.

Siguiendo esta línea, Sánchez ha acusado al PP de "clasismo" y "soberbia" por decir que el Ejecutivo utiliza las pensiones como arma electoral, y ha incidido en que el principal partido de la oposición trata de enfrentar a "los abuelos con los nietos".

Igualmente, ha enfatizado las bondades de un estado del bienestar que necesita impuestos.

"El infierno sería tener que hipotecarse y arruinarse como ocurre en otros países para curar una enfermedad grave", ha sentenciado el presidente del Gobierno, que ha aseverado que los ciudadanos españoles reciben mucho más de lo que pagan con sus impuestos.

Etiquetas