Actualidad

TRIBUNALES

El juicio contra el exconcursante de ‘GH’ será este jueves

La vista se suspendió en febrero tras no presentarse la víctima de violación

José María López Pérez y Carlota Prado, en el programa.
José María López Pérez y Carlota Prado, en el programa.
Mediaset

El Juzgado de lo Penal número 18 de Madrid juzgará este jueves a José María López Pérez, exconcursante del programa de televisión Gran Hermano Revolution acusado de un delito de abusos sexuales dentro de la casa de Guadalix en 2018.

El juicio se celebra el próximo jueves después de que el pasado febrero la jueza suspendiera la vista oral al no presentarse la víctima por “problemas psiquiátricos”, tal y como manifestó su abogado.

Se paralizó la vista hasta que la joven fuera valorada por un médico forense. En el informe pericial de la clínica forense se concluye que la víctima puede declarar como testigo.

El fiscal solicita una pena de dos años y seis meses de cárcel y le reclama una indemnización de 6.000 euros por los daños morales causados a la víctima, idéntica cantidad que a la productora del programa por los daños ocasionados a raíz de la exhibición a la perjudicada de las imágenes grabadas.

El escrito de acusación señala que Gran Hermano Revolution es un reality televisivo emitido por Telecinco, cuya productora era Zeppelin Televisión S.A.U., y que se desarrollaba en una casa situada en la localidad de Guadalix de la Sierra.

En este sentido la Fiscalía recuerda que el objeto del programa es la retransmisión durante 24 horas de la convivencia de los participantes conforme al reglamento de convivencia del programa, “del que se deduce una relación de trabajo de los concursantes con la productora”.

Los hechos se remontan al 3 de noviembre de 2017, cuando se organizó una fiesta en el interior de la casa “en la que el programa suministró a los concursantes bebidas alcohólicas”.

En esa misma vivienda se encontraba también Carlota Prado, con quien el acusado había comenzado una relación sentimental. La joven bebió “al menos cuatro chupitos de tequila, por lo que alcanzó un estado de embriaguez” que le impidió consentir las posteriores relaciones sexuales entre ambos.

Etiquetas