Actualidad

macroeconomía

La inflación de la OCDE sube dos décimas en octubre

El aumento del precio de los alimentos llega al 16,1 %, siendo la tasa más alta desde 1974

Evolución interanual de la OCDE.
Evolución interanual de la OCDE.
EFE

La tasa de inflación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se situó el pasado octubre en el 10,7 % interanual, dos décimas por encima del incremento de septiembre, según informó el ‘think tank’ de las economías avanzadas.

La OCDE destaca que en el décimo mes del año hubo 18 países (de los 38 que la componen) con una inflación de doble dígito, un país menos que el mes anterior. Las tasas más elevadas se dieron en Estonia, Hungría, Letonia, Lituania y Turquía, todos ellos con encarecimientos anuales por encima del 20 %.

El organismo señala que la inflación de los alimentos siguió aumentando en octubre, al pasar del 15,3 % de septiembre al 16,1 % actual, alcanzando su tasa más alta desde mayo de 1974, con aumentos en 33 de los 38 países de la OCDE.

En cambio, la inflación energética siguió cayendo en octubre en el conjunto de la OCDE, hasta el 28,1 % desde el 28,8 % del mes de septiembre, y se mantuvo por encima del 10 % en 35 países de la OCDE, y por encima del 30 % en 13 de ellos.

La inflación subyacente, resultado de descontar las variaciones de precios de alimentos y energía, se mantuvo estable en el 7,6 % en octubre.

El dato interanual de inflación del G7 en el décimo mes del año se elevó en una décima, hasta el 7,8 %, mientras que en la zona euro se aceleró en siete décimas, hasta alcanzar el 10,6 %. En el conjunto del G20, el alza de precios se mantuvo estable en el 9,5 % en octubre.

La Eurozona, cerca del pico

El economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Philip Lane, subrayó en una entrevista que la institución cree que los efectos de segunda ronda serán los principales impulsores de la inflación en 2023 y 2024. “Muchos sectores necesitan subir precios porque sus costes han aumentado. Muchos trabajadores también han sufrido una gran reducción en sus estándares de vida. Esperamos que reciban mayores subidas de sueldo en el próximo año y en 2024 y 2025”, aseguró al medio italiano ‘Milano Finanza’.

Lane, no obstante, considera “probable” que la eurozona se encuentra cerca del pico de inflación, pero la volatilidad de los precios del gas dificulta predecir si el tope ha llegado o se producirá ya en 2023. Confía en una normalización de la demanda para el próximo año tras la reapertura tras el coronavirus y que las subidas de los tipos de interés surtan efecto. 

Etiquetas