Actualidad

Se convoca un nuevo pleno para zanjar la sedición y la malversación

La idea es que pase su tramitación al Senado y sea aprobada antes de que finalice el año

Cuca Gamarra, portavoz del PP
Cuca Gamarra, portavoz del PP
Efe

El Congreso ha convocado un segundo pleno este jueves para dejar zanjada en la Cámara Baja la reforma del Código Penal que suprime el delito de sedición y que reforma el de malversación, con el fin de que pase su tramitación al Senado y sea aprobada antes de que finalice el año.

La Junta de Portavoces aprobó este martes un nuevo orden del día para que tras el pleno de este jueves que debate la convalidación de las medidas de protección a los hipotecados vulnerables y el dictamen sobre la nueva ley del aborto -entre otras iniciativas- se inicie una segunda sesión plenaria con un único orden del día: el debate y votación del dictamen de la ley que deroga la sedición.

Se trata de la tercera vez que la Junta de Portavoces aprueba un segundo pleno específico para debatir esta ley después de que el Gobierno anunciara su propósito de ser aprobada antes de final de año y ser tramitada por la vía de urgencia.

La proposición de ley de Unidas Podemos y PSOE se ha tramitado en la Cámara Baja en menos de un mes para entrar la próxima semana en el Senado, donde previsiblemente será aprobada definitivamente en el pleno del 22 de diciembre.

Desde que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, anunciara el 10 de noviembre que el Gobierno reemplazaría el delito de sedición por otro de “desórdenes públicos agravados” con penas más bajas se inició un proceso que ha durado cuatro semanas en el Congreso.

El 14 de noviembre la proposición de ley salvó su primer trámite al ser admitida por la Mesa de la Cámara y diez después, el 24, fue tomada en consideración en un segundo pleno que finalizó de madrugada, ya que la votación se produjo de viva voz y fue de uno en uno.

El 1 de diciembre, la reforma para derogar el delito de sedición que rebaja penas por desórdenes públicos de 15 a 5 años superó las cinco enmiendas a la totalidad (PP, Vox, Cs, Junts y Cup) en otra sesión de pleno extraordinario.

Esta semana será la tercera vez que se produzcan dos plenos seguidos para dar tiempo a que la ley siga sus pasos en el Senado.

Críticas y reacciones

El PP acusó este martes a Pedro Sánchez, de “facilitar” un nuevo referéndum de autodeterminación en Cataluña y de otorgar a los independentistas una “amnistía de facto” con la supresión del delito de sedición y el abaratamiento de las penas por malversación que benefician a los condenados por el procés.

La “entrega del Código Penal a los independentistas” a cambio de los presupuestos hará que “lo tengan más fácil para volverlo a hacer”, advirtió la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, que subrayó que así lo ha dicho el líder de ERC, Oriol Junqueras.

El PP denuncia que se puede decir “con nombres y apellidos” a quién beneficiará la reforma del Código Penal que se aprobará este jueves en el Congreso y ante la que el partido de Alberto Núñez Feijóo pedirá amparo al Tribunal Constitucional.

Advierten los populares de que tras ser “indultados” y lograr un “Código Penal a la carta” los independentistas piden ahora un nuevo referéndum, pero “el problema no es lo que diga ERC”, sino que “es el propio presidente del Gobierno quien lo impulsa, lo promueve y lo facilita”.

Por otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se mostró “muy contrario” al acuerdo entre el PSOE y ERC para eliminar el delito de sedición y rebajar el de malversación y ha señalado que “no es tolerable pactar con los delincuentes su propia condena” y que el Código Penal no se puede hacer “a la medida de los culpables”.

Y afirmó que este es un “momento grave” para la política española, “de los que quedan grabados en la retina colectiva” y que a él le duele “como español y como militante”, y subrayó que “no puede salir nada bueno de una medida tan injusta para el resto de los españoles”.

Posteriormente, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, evitó contestar a las insistentes preguntas que los periodistas le hicieron sobre las duras críticas al Gobierno del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, por la supresión del delito de sedición del Código Penal tras un acuerdo entre el PSOE y ERC.

Hasta cuatro veces requirieron los periodistas la opinión de la portavoz del Ejecutivo sobre las palabras del barón socialista y finalmente, invocó una reflexión general sobre el modo en que el Gobierno busca ofrecer “soluciones”, en todos los ámbitos y también en el caso de Cataluña.

También este martes, el portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, aseguró que el Gobierno no va a aceptar ningún referéndum de independencia en Cataluña y añadió que cuando alguien lo pida por parte del Ejecutivo se “pondrá encima de la mesa” la Constitución.

Etiquetas