Actualidad

CONSEJO DE MINISTROS DE ENERGÍA

La Unión Europea fija un tope al precio del gas de 180 euros/MWh

Hungría votó en contra del acuerdo, Países Bajos y Austria se abstuvieron, y el resto de estados miembros lo apoyó

Teresa Ribera, vicepresidenta del Gobierno español.
Teresa Ribera, vicepresidenta del Gobierno español.
Efe

Los países de la Unión Europea llegaron este lunes a un acuerdo para establecer un tope de precio a las importaciones de gas en 180 euros el megavatio-hora (MWh) en los contratos mayoristas de futuros a partir del próximo 15 de febrero.

El acuerdo salió adelante con el voto en contra de Hungría, las abstenciones de Países Bajos y Austria y los votos a favor del resto de Estados miembros en una negociación desarrollada en el duodécimo consejo de ministros de Energía del año, informaron fuentes europeas y diplomáticas.

Una vez entre en funcionamiento el llamado “mecanismo de corrección de mercado”, que cubrirá los contratos a un mes, tres meses y un año, el tope de 180 euros/MWh se activaría si los precios superan ese umbral durante tres días laborables consecutivos, precisó el Consejo en un comunicado.

Además, siempre tendrá que existir una diferencia de precio de al menos 35 euros por encima del precio medio del gas natural licuado en una “cesta” de mercados internacionales durante tres días consecutivos, para garantizar que el mercado europeo es atractivo para los proveedores.

“Si el precio de referencia del GNL es inferior a 143 euros, el límite de puja dinámica se mantendrá en la suma de 143 euros y 35 euros”, señaló el Consejo.

El mecanismo se aplicará a los contratos vinculados al índice TTF de Ámsterdam y también al resto de los grandes índices europeos, aunque se incluyen opciones para desvincularlos. Quedarán excluidas las operaciones fuera de mercado (OTC), las bolsas diarias y el mercado intradía.

La Agencia de Cooperación de los Reguladores Energéticos (Acer) vigilará el funcionamiento de los mercados e indicará si se reúnen las condiciones para activar el tope.

Una vez activado, se aplicará “durante al menos 20 días” y, si el umbral “dinámico” cae por debajo de los 180 euros, se desactivará automáticamente.

“También se desactivará automáticamente, en cualquier momento, si la Comisión Europea declara una emergencia regional o de la UE”, añadió el Consejo.

En ambos casos, sería Acer quien desactivaría el mecanismo, que también dejaría de funcionar si la Comisión Europea identifica “riesgos para la seguridad del suministro energético, la estabilidad financiera, los flujos de gas dentro de la UE o riesgos de aumento de la demanda de gas”, circunstancias que preocupaban a Alemania, muy reacia a aceptar el tope.

Otra salvaguarda del pacto es que el mecanismo dejará de funcionar “si la demanda de gas aumenta un 15 % en un mes o un 10 % en dos meses, las importaciones de GNL disminuyen significativamente o el volumen negociado en el TTF cae significativamente en comparación con el mismo período hace un año”, agregó el Consejo.

Antes del 1 de noviembre de 2023, la Comisión llevará a cabo una revisión del reglamento a la vista de la situación general del suministro de gas y, sobre la base de dicho informe, podrá proponer la prórroga de su vigencia.

Satisfacción en España

La vicepresidenta del Gobierno español Teresa Ribera celebró este lunes el fin de la negociación. “¡Por fin! Acabamos de llegar a un acuerdo para establecer un mecanismo que facilite una corrección de precios del gas natural si estos se disparan de nuevo”, dijo a través de su cuenta de Twitter la también ministra española para la Transición Ecológica. 

Etiquetas