Actualidad

El PP sube al 31% y supera ya por cuatro puntos al PSOE, que se estanca en el 27 %

Los socialistas suben dos décimas y obtendrían entre 103 y 107 escaños

Alberto Núñez Feijóo.
Alberto Núñez Feijóo, líder del PP..
Juan Carlos Hidalgo/EFE

El PP vuelve a recuperar el efecto Feijóo y, de celebrarse ahora mismo las elecciones generales, cosecharía el 31% de los votos y entre 128 y 133 diputados. Esto provocaría que sumase mayoría absoluta con Vox en todos los escenarios posibles, ya que pese a que los de Santiago Abascal se dejan 1,3 puntos por el camino -lo que recuperan los populares-, hasta caer al 15,5% en estimación de voto, lograrían una horquilla de entre 48 y 52 escaños. Agregados a los de la bancada azul, supondrían una suma para la derecha de entre 176 y 185 escaños -la mayoría absoluta está fijada, precisamente, en 176-.

El PSOE, por su parte, no acusa recibo de las cesiones a los independentistas -como la reforma de la malversación y la eliminación de la sedición- y recupera dos décimas, obteniendo el 27% de los apoyos y entre 103 y 107 diputados. Unidas Podemos, en cambio, se desploma hasta el 9,4% del voto y obtendría entre 18 y 22 escaños.

Reparto de los escaños del arco parlamentario.
Reparto de los escaños del arco parlamentario.
Henar de Pedro/20 Minutos

Esta es la foto fija que dibuja el Instituto DYM en la encuesta realizada para HENNEO entre el 14 y el 17 de diciembre -por lo que no están recogidos los posibles efectos electorales del choque institucional entre el Senado y el Tribunal Constitucional- que muestra cómo el PP iguala las mejores marcas que cosechó en los sondeos de los meses de mayo y julio, nada más después de llegar Alberto Núñez Feijóo a la presidencia nacional del partido tras dejar su cargo como presidente de Galicia. Los populares ganan así 1,3 puntos en estimación de voto, una cifra que llegaría hasta los 10 puntos si se compara este resultado con el que cosechó Pablo Casado en las elecciones del 10 de noviembre de 2019, donde se quedó en el 21% de los apoyos. Frente a los 89 diputados de entonces, hoy llegaría a la horquilla de entre 128 y 133, una subida de al menos 39 escaños.

Estos buenos datos posibilitarían que Alberto Núñez Feijóo fuera investido como presidente del Gobierno si llega a un acuerdo con Vox, ya que la suma de ambos alcanzaría la mayoría absoluta incluso en la horquilla más baja. Los de Santiago Abascal retroceden 1,3 puntos en estimación de voto, bajando hasta el 15,5% y 48 y 52 escaños, los mismos con los que cuentan en la actualidad. El trasvase entre el PP y Vox también se produce en la fidelidad de voto, donde la derecha sigue arrasando a la izquierda. En el caso de los de Abascal, presentan una fidelidad de voto del 80%, una cifra nunca antes vista y que llega tras perder 9 puntos. En el caso del PP, pasan del 80 al 87%.

Los dos partidos que conforman la coalición de Gobierno siguen sufriendo un desgaste en este sentido. De los votantes del PSOE, el 70% repetiría. En el caso de los morados, solo lo haría un 58%. Con todo, esta encuesta no es del todo negativa para los socialistas, pues pese a esa baja fidelización suben dos décimas de estimación de voto y confirman sus tesis de que su electorado ya no penaliza las negociaciones con ERC y las cesiones en forma de rebaja en el delito de malversación o de supresión del de sedición. Así, Pedro Sánchez lograría entre 103 y 107 escaños -uno más que en la anterior encuesta de noviembre-, una caída de entre 13 y 17 frente a los 120 que tiene en la actualidad.

Más duros son los datos para Unidas Podemos, que caen hasta el 9,4% de los votos y entre 18 y 22 diputados. Esto supondría una pérdida de un 1,1% de sus apoyos respecto al anterior barómetro de DYM -menos de lo que baja Vox- y de 3,6% respecto al 10-N, lo que conllevaría una bajada sustancial de diputados, pues en la actualidad tienen 35 en la Cámara Baja. Así, la coalición -que en 2019 cosechó 145 diputados-, tendría una horquilla de escaños de entre 121 -solo uno más de los que tiene el PSOE ahora en solitario- y 129. En este contexto, el Gobierno mantiene la misma valoración que los ciudadanos le dieron en noviembre: un 3,8 en una escala de 0 a 10. Los votantes de PSOE y UP son los que mejor valoran la acción del Ejecutivo con un 5,7, que no sube mucho la media por la baja nota impuesta por los electores del PP (un 2) y Vox (un 1).

En el caso de las formaciones minoritarias de ambos espectros, apenas hay variaciones. Ciudadanos pierde cuatro décimas y cosecha el 2% de estimación de voto, lo que le repercutiría una horquilla de entre 0 y 1 diputado, lejos de los 10 con los que cuenta en la actualidad. Más Madrid ganaría cinco décimas y ampliaría su ventaja respecto a los naranjas, con un 2,9% de los votos y 2 o 3 escaños.

Etiquetas