Actualidad

GUERRA EN UCRANIA

Kiev denuncia que siguen los ataques rusos pese a la tregua

El alto el fuego dio comienzo ayer al mediodía por la Navidad ortodoxa

Vecinos de Jersón limpiaban ayer de escombros una zona afectada por los bombardeos.
Vecinos de Jersón limpiaban ayer de escombros una zona afectada por los bombardeos.
IVAN ANTYPENKO

Las autoridades ucranianas afirmaron ayer que los ataque rusos en la región oriental de Lugansk continuaban a pesar de la tregua de 36 horas anunciada unilateralmente por Moscú con motivo de la Navidad ortodoxa.

En las tres primeras horas del alto el fuego, que comenzó a las 12:00 hora de Moscú (09:00 GMT), la artillería rusa disparó en 14 ocasiones en el frente de Lugansk y las fuerzas rusas asaltaron una localidad en tres ocasiones, declaró el gobernador de la región, Serhiy Haidai, en su cuenta de Telegram.

“Las personas en los pueblos liberados se pasan el día en sus sótanos”, agregó Haidai, en referencia a las localidades recuperadas por las fuerzas ucranianas.

“Los asesinos ortodoxos os desean una feliz Navidad”, concluyó, bajo una imagen del presidente ruso, Vladímir Putin, y del patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kirill.

Por su parte, la viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, acusó a Rusia de planear ataques contra iglesias en los territorios bajo su control para imputárselos a las fuerzas ucranianas. “No os creáis ni una sola palabra de los ocupantes. Si es posible, evitad acudir a las iglesias en zonas en las que hay bombardeos, porque los ocupantes usarán a la gente como objetivo de ataques terroristas”, advirtió en televisión.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso aseguró, tras la entrada en vigor del alto el fuego, que las tropas rusas se están limitando por el momento a responder a ataques ucranianos.

Gran parte de los rusos y ucranianos celebraron ayer la Nochebuena y hoy sábado la Natividad debido al empleo del calendario juliano por parte de la Iglesias ortodoxas de estos países.

La portavoz de la Otan, Oana Lugesku, subrayó a su vez que “esta guerra la empezó Rusia y el presidente Putin puede detenerla hoy -por ayer- sacando sus tropas de Ucrania”. “La Otan seguirá apoyando a Ucrania en la defensa de su derecho a la autodefensa, consagrado en la Carta de las Naciones Unidas”, recalcó.

Para Francia, como señaló en rueda de prensa un portavoz de su Ministerio de Exteriores, la iniciativa navideña de Putin “es una prueba más del cinismo de Rusia, que muestra con constancia desde el 24 de febrero (cuando comenzó la campaña militar) que no quiere la paz”.

Un intento para “ganar tiempo”

El máximo responsable de Exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell, consideró ayer que el alto el fuego unilateral declarado por Rusia en Ucrania no es más que un intento del Kremlin para “ganar tiempo para reagrupar sus tropas y tratar de restaurar su reputación internacional gravemente dañada”. El Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, de visita en Marruecos, habló también del impacto de la guerra en la economía mundial, en especial en el Mediterráneo. “Debemos tener en cuenta que las repercusiones negativas de esta guerra van más allá de las fronteras de Europa y son globales”, manifestó Borrell.

Etiquetas