Actualidad

PARTIDOS POLÍTICOS

Mañueco y Gallardo, divididos por su visión sobre el aborto

El primero subraya que la normativa no es obligatoria

Juan García-Gallardo y Alfonso Fernández Mañueco en una imagen de archivo.
Juan García-Gallardo y Alfonso Fernández Mañueco en una imagen de archivo.
E.Press

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), y su vicepresidente, Juan García-Gallardo (Vox), volvieron a contradecirse este lunes sobre la obligatoriedad de las medidas antiaborto, al corregir expresamente el primero al segundo y garantizar que no serán obligatorias para los médicos, lo que sigue causando gran confusión.

A mediodía, representantes de los sanitarios de la Comunidad confirmaron que, pese a lo anunciado por la Consejería de Sanidad, no habían recibido notificación alguna sobre cambios en la manera de atender a las mujeres embarazadas anunciadas el jueves, por lo que existe una sensación de incertidumbre al respecto, a la espera de que concrete los plazos y sus efectos prácticos.

García-Gallardo insistió en que, como todos los protocolos, este, relacionado con la prevención de abortos, sería de obligado cumplimiento para los médicos, mientras que Mañueco negó ese extremo, unos mensajes contradictorios que se mantienen desde el viernes.

En el primer caso, García-Gallardo subrayó que “los protocolos son de obligado cumplimiento para todos los profesionales de la Sanidad”. “Me remito a la nota de prensa de la Consejería de Sanidad del jueves, que es clarísima y cristalina”, señaló el vicepresidente sobre el departamento sanitario dirigido por el PP, a lo que añadió que “todos los intentos de confundir en este tema deben caer en saco roto”.

“Si no es de obligado cumplimiento, no sirven para nada”, recalcó García-Gallardo, quien negó que se haya sentido desautorizado por el presidente de la Junta, cuando aseguró este sábado que en ningún caso los médicos estarían obligados a ofrecer a las mujeres embarazadas la posibilidad de escuchar el latido fetal o realizar una ecografía 4D -en ese momento Mañueco no había vuelto a hablar-.

Para García-Gallardo, “el matiz está claro”, en el sentido de que no va a ser obligatorio que las mujeres tengan que escuchar el latido o ver la ecografía 4D, sino que lo que sí será obligatorio para los médicos será “ofrecer la posibilidad de tener la información”. Preguntado por si, desde este lunes el médico está obligado a ofrecer una ecografía 4D o escuchar el latido a una mujer que acuden con la intención de abortar, García-Gallardo respondió con un “sí”, porque para los facultativos es “imperativo”.

“No se obligará a nada”

No lo ve igual el presidente de la Junta, quien reiteró que las medidas sanitarias para prevenir abortos en la Comunidad no serán obligatorias para los médicos. “No se obligará a los médicos a nada ni a las mujeres a nada”, resumió Mañueco, acompañado en la declaración institucional por el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, quien ahora tendrá la responsabilidad de trasladar por escrito a los sanitarios en qué se traducen las medidas anunciadas el pasado jueves y si existe alguna modificación sobre lo que PP y Vox incluyeron en la nota de prensa entregada al término del Consejo de Gobierno.

Etiquetas