Actualidad

SEGURIDAD SOCIAL

España cierra 2022 con 2,39 afiliados por cada pensionista, máximo en 10 años

La edad media del grueso de los trabajadores y el envejecimiento de la población hace peligrar este equilibrio en el medio y largo plazo.

Los pensionistas siguen saliendo a la calle para exigir una subida.
Los pensionistas siguen saliendo a la calle para exigir una subida.
EFE

La relación entre afiliados a la Seguridad Social y pensionistas se encuentra en máximos de la última década -2,39 cotizantes por cada pensionista a cierre de 2022-, pero la edad media del grueso de los trabajadores y el envejecimiento de la población hace peligrar este equilibrio en el medio y largo plazo.

De acuerdo con los datos de la Seguridad Social, la de 2022 fue la ratio más alta desde 2011, cuando había 2,47 afiliados por cada pensionista, aunque si se tienen en cuenta únicamente los afiliados en activo, la relación sería de 2,24 trabajadores por cada jubilado, la más alta desde el año 2009.

Sin embargo, esta cifra de cotizantes y beneficiarios de una pensión no está asegurada en el medio y largo plazo, ya que el 33,4 % de la población activa tiene entre 50 y 64 años, según la EPA del tercer trimestre, o lo que es lo mismo, en los próximos 17 años se jubilarán alrededor de 7,5 millones de trabajadores, que pasarán a ser pensionistas.

Según las proyecciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), la jubilación de esta generación elevará el número de pensionistas a cerca de los 16 millones de personas en 2050.

Mientras, las previsiones de la AIReF en relación con la población en edad de trabajar muestran una situación similar a la actual (30 millones), escenario que empeora si se tienen en cuenta las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) o del Eurostat, que estiman unos 28 millones de eventuales trabajadores en 2050.

De esta manera, en 2050 habría menos de dos trabajadores cotizantes por cada pensionista (1,87 con cálculos según la AIReF y 1,75 según el INE y Eurostat).

El Banco de España estima que en 2050 habrá 2 personas en edad de trabajar (no necesariamente trabajadores) por cada pensionista, frente a las 3 que hay en la actualidad, una situación en la que será determinante la cada vez más alta esperanza de vida y más baja natalidad.

Desde 2017, la relación entre nacimientos y fallecimientos es negativa, y en 2021 (último dato publicado por el INE) la diferencia entre alumbramientos de madres residentes en España y decesos de residentes en el país fue de 113.023 personas menos.

El número de pensionistas será cada vez mayor, cobrarán su pensión durante más tiempo y, previsiblemente, no habrá una masa de trabajadores suficientes como para mantener la ratio entre cotizantes y pensionistas en las cifras actuales.

En este sentido, un informe de S&P Global de esta semana apunta que la reforma de los sistemas de pensiones en países como España se ha "desacelerado", lo que implica un mayor riesgo de que el aumento del gasto por el envejecimiento de la población "se vuelva insostenible".

Pese a que la ratio entre cotizantes y pensionistas a nivel nacional se haya situado en máximos desde la última década, los distintos territorios presentan diferencias que evidencian cuáles son los más envejecidas o los más dinámicas en cuanto al empleo.

De esta manera, Almería (3,24 afiliados por cada pensionistas), Madrid (3,15) y Ceuta (3), registran las mayores ratios entre cotizantes y beneficiarios de una pensión, mientras que Orense (1,1), Lugo (1,27) y León (1,31) son las provincias con una peor relación.

Etiquetas