Actualidad

ENCUESTA DYM PARA HENNEO

Dos de cada tres españoles afirma que el ‘procés’ sigue vivo

Miles de personas se manifiestan en Madrid contra los indultos del "Procés"
Miles de personas se manifiestan en Madrid contra los indultos del "Procés"
EFE

Diez años después de que Artur Mas y Oriol Junqueras pactaran en diciembre de 2012 la celebración de una consulta de autodeterminación en Cataluña y cinco después del 1-0, dos de cada tres españoles cree que el ‘procés’ no ha terminado. Así lo revela una encuesta elaborada por el Instituto DYM para HENNEO, según la cual el 38,5 % de los entrevistados considera que es probable que en el futuro pueda llegar a producirse una declaración unilateral de independencia en Cataluña.

Encuesta sobre el 'procés'.
Encuesta sobre el 'procés'.
DYM/Henar de Pedro

El 67,8 % de la población española considera que el proceso independentista de Cataluña sigue vivo, frente a un 18,2 % que piensa que ya ha finalizado. Esa respuesta afirmativa sobre la persistencia del conflicto se repite de forma mayoritaria entre los votantes de todos los partidos políticos, aunque con diferencias.

Según la encuesta, el electorado de Ciudadanos es el que cree en mayor medida que el ‘procés’ continúa activo, seguido por el del PP y Vox. Entre los entrevistados que en las últimas elecciones votaron a las formaciones de Santiago Abascal y Alberto Núñez Feijóo, el porcentaje de personas que considera que el ‘procés’ aún no ha acabado todavía se eleva hasta el 74,8 % y el 79,5 %, respectivamente, y escala hasta el 84,7 % entre los votantes de la formación naranja.

En cambio, entre el electorado del PSOE y Unidas Podemos (UP) la proporción de encuestados que considera que el proceso independentista sigue vivo es inferior a la media, situándose en el 57,5 % y el 61,6 %, respectivamente. En consecuencia, aumenta el mismo tiempo el número de entrevistados que se decanta por la opción contraria. El 26,1 % de los votantes de la formación morada y el 30,2 % de los socialistas cree que el ‘procés’ ya ha terminado.

De este modo, a tenor de los resultados de la encuesta, la tesis defendida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que el proceso independentista ha concluido y que las sucesivas medidas introducidas por su Ejecutivo han servido para mejorar la convivencia en Cataluña no es compartida de forma mayoritaria ni por la población española en su conjunto ni por su propio electorado en particular.

Hace apenas un mes Sánchez insistió en esta postura en su balance político del año, después de que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, reclamara en su discurso de Navidad «la necesidad de resolver el conflicto con el Estado votando». Además, el dirigente catalán recalcó durante la celebración de la Cumbre Hispano-Francesa en Barcelona el pasado jueves que «la lucha por la independencia no ha acabado».

Respecto a la posibilidad de que, tras la reforma del delito de la malversación y la derogación del de sedición, se llegue a producir de nuevo una declaración unilateral de independencia en Cataluña, como ya ocurrió en octubre del año 2017, el 38,5 % de los encuestados opina que es muy o bastante probable que suceda en el futuro, frente a un porcentaje menor (el 30,1 %) que considera que hay poca o ninguna probabilidad. 

Etiquetas