Actualidad

ESTADOS UNIDOS

Trump responde con victimismo, agresividad y electoralismo a su imputación

Pintó un panorama desolador bajo la Presidencia de Biden, de quien dijo que ha hecho más "daño" a EE.UU. que los cinco peores presidentes

Trump, este martes en Palm Beach tras regresar de su residencia Mar-a-lago. USA TRUMP INDICTMENT
Trump, este martes en Palm Beach tras regresar de su residencia Mar-a-lago. USA TRUMP INDICTMENT
Agencia EFE | CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

El expresidente de EE.UU. Donald Trump dijo este martes que es víctima de la persecución de un presidente "lunático" que ha hecho de EE.UU. una "nación fracasada" y sostuvo que los cargos penales que le han imputado son una "interferencia" para impedirle llegar a la Casa Blanca otra vez.

Su primera declaración tras ser fichado e imputado penalmente en un juzgado de Nueva York este mismo martes fue una combinación de victimismo, duras acusaciones al presidente demócrata Joe Biden y al fiscal Alvin Bragg con una dosis de electoralismo.

Trump regresó a Palm Beach (Florida) desde Nueva York en su Boeing 757 al terminar su trámite judicial y poco después estaba hablando ante una audiencia de unos 400 familiares, políticos y seguidores en uno de los salones de su mansión Mar-a-Lago.

"Nunca pensé que ocurriría algo así", comenzó diciendo el expresidente que a sus 76 años aspira a ser elegido candidato republicano para las elecciones de 2024 con el fin de regresar a la Casa Blanca.

Trump repitió su teoría infundada de que fue víctima de un fraude en las elecciones de 2020 y pintó un panorama desolador bajo la Presidencia de Biden, de quien dijo que él y su administración han hecho más "daño" a EE.UU. que los cinco peores presidentes de la Historia.

"Una nación fracasada", "Estados Unidos se está yendo al infierno", "todo el mundo se ríe de nosotros" son algunas de las frases con las que describió la debacle que le atribuye a Biden, para luego decir que si llega a la Casa Blanca de nuevo volverá a hacer de EE.UU. una "gran potencia".

La intervención, que duró 25 minutos, fue interrumpida en varias ocasiones por aplausos y ovaciones del público, del que formaban parte tanto políticos como Marjory Taylor Douglas como un grupo de ciclistas llamados "Bikes for Trump" y su familia, de la que dijo que es "maravillosa" y ha pasado "un infierno" debido a la persecución de la que dice ser víctima.

Trump fue acusado de 34 cargos de falsificación de registros mercantiles, de los que se declaró no culpable ante el juez Juan Merchan.

En 245 de historia de EE.UU. no había habido hasta ahora un expresidente que hubiera sido acusado penalmente.

"Este caso infundado se hizo para interferir en las elecciones de 2024 y debía ser desestimado de inmediato", subrayó en su declaración.

Según explicó el fiscal de Manhattan Alvin Bragg, que fue junto con Biden objeto de la ira del expresidente, Trump fue acusado por presuntamente haber orquestado una trama legal para pagar el silencio de tres personas que podían perjudicar su campaña para la Presidencia en 2016, incluida la actriz porno Stormy Daniels.

Trump dijo que Bragg es "el único delincuente" de esta historia y debería renunciar y volvió a decir que el financiero George Soros es quien está detrás de las actuaciones del fiscal.

A juicio del expresidente, este caso y otras de las investigaciones que tiene abiertas demuestran que "el sistema de justicia de EE.UU. ya no tiene ley y se usa para ganar elecciones".

"El único delito que cometí fue defender a nuestra nación de aquellos que buscan destruirla", subrayó.

"Él (Bragg) sabía que no había caso y presentó esta acusación ridícula. Incluso los demócratas dicen que aquí no hay delito y nunca debieron radicarse estos cargos", subrayó.

En una de sus numerosas menciones al presidente Biden dijo que "la retirada de Afganistán fue "el momento más vergonzoso en la Historia" de EE.UU. y en otro sostuvo que "el pobre liderazgo del presidente Biden puede llevar a una guerra nuclear y no estamos muy lejos de eso".

También arremetió contra los archivos nacionales, "una organización de extrema izquierda", por el allanamiento de Mar-a-Lago en busca de documentos clasificados.

"Los llevé abiertamente como han hecho todos los presidentes en el pasado", admitió y subrayó que "Biden tiene 1.800 cajas en Delawere que se rehúsa a entregar".

También criticó a Letitia James, actual Fiscal General de Nueva York, que activó el caso por las finanzas de la organización Trump.

"EE.UU. es un desastre, Rusia se ha unido con China y Arabia Saudí con Irán, eso nunca hubiera sucedido conmigo de presidente, incluso la guerra de Ucrania no hubiera ocurrido", señaló.

"Increíblemente ahora somos una nación en vías del fracaso, en declive, y estos lunáticos de extrema izquierda quieren enjuiciarme No podemos permitirlo", añadió.

"Estamos con una nube negra por encima de nuestro amado país, no tengo dudas de que vamos a hacer América grande una vez más", concluyó.