Actualidad

MONARQUÍA

El Congreso vuelve a desplegar todo su boato para agasajar a la princesa en su juramento

La princesa jurará la carta magna sobre el mismo ejemplar que empleó su padre

La Princesa Leonor, interviene en la 43ª edición de la entrega de los `Premios Princesa de Asturias 2023.
La Princesa Leonor, interviene en la 43ª edición de la entrega de los `Premios Princesa de Asturias 2023.
EFE

El Congreso de los Diputados se volverá a engalanar este martes para celebrar la jura de la princesa Leonor a la Constitución por su mayoría de edad, un acto que reproduce el boato con que el que se desarrollaron el mismo acatamiento de Felipe VI en 1986 y su proclamación hace nueve años.

La princesa jurará la carta magna sobre el mismo ejemplar que empleó su padre y utilizará la misma fórmula ante un hemiciclo transformado y ornamentado de terciopelo rojo y cubierto de alfombras y paños de la Real Fábrica de Tapices.

Durante una semana, los servicios de la Cámara Baja han trabajado en el interior del salón de plenos para colocar el gran estrado presidencial en el que se ubicará la familia real y los poderes del Estado, haciendo desaparecer los escaños de la presidencia del Congreso y la tribuna de oradores.

Sobre este escenario, con mobiliario de Patrimonio Nacional, butacas reales y sillas tapizadas en dorado, se ha ubicado una mesa que albergará el ejemplar de la constitución que jurará Leonor y que estará abierta por el artículo 61.

Será una réplica del manuscrito, obra del pendolista Luis Moreno, y que se expone en una sala del Congreso cercana al hemiciclo.

Un acto solemne que durará una media hora dentro del plenario y al que asistirán todos los poderes del Estado, así como diputados, senadores, exjefes del Gobierno y presidentes de comunidades autónomas.

La princesa Leonor, el 30 de enero de 2018, el día en que Felipe VI cumplió 50 años y le impuso el Toisón de Oro.
La princesa Leonor, el 30 de enero de 2018, el día en que Felipe VI cumplió 50 años y le impuso el Toisón de Oro.
EFE

No estarán ni el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ni el lehendakari, Iñigo Urkullu, por sus discrepancias con la Corona, y tampoco la de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, en su caso porque ese mismo día se aprueban los presupuestos regionales.

Los parlamentarios de ERC, Junts, PNV, Podemos, IU, EH Bildu y BNG, que suman 35 diputados, también plantarán a la princesa por su ideología republicana.

El grupo de Sumar, donde están Podemos e IU, estará representado por la vicepresidenta segunda en funciones, Yolanda Díaz, y por los diputados con cargos institucionales en la Mesa de la Cámara Baja y en la portavocía, si bien el resto de parlamentarios de la plataforma no han confirmado qué harán.

Desde primera hora de la mañana, se desplegará un amplio dispositivo de seguridad en la Carrera de San Jerónimo y estará cortada al tráfico.

La familia real llegará a las inmediaciones del Congreso escoltada por la Guardia Real a caballo para recibir primero los honores militares y posteriormente, el rey pasará revista a cuatro compañías del Ejército.

La fachada principal del Palacio de las Cortes se embellecerá mañana, lunes, con el baldaquino que se coloca para los actos más solemnes en el atrio de la Puerta de los Leones por encima de la escalinata.

Un dosel de gala que se utilizó por primera vez en 1902, con motivo de la jura de Alfonso XIII cuando cumplió su mayoría de edad -16 años entonces- y que ocupa una superficie de 147 metros cuadrados.

La presidenta del Congreso, Francina Armengol, abrirá el acto solemne y hará un breve discurso antes de solicitar a los asistentes que se pongan de pie para escuchar el juramento de Leonor.

Tras el recitado del artículo 61, Armengol levantará la sesión y acompañará a la familia real y a las autoridades a la sala del Escritorio, en el que los presidentes de ambas cámaras impondrán a la heredera las medallas del Congreso y del Senado, unas piezas fabricadas en plata de ley y decoradas con baño de oro fino y esmaltes a fuego.

En el Salón de Ministros, la princesa de Asturias inaugurará con su firma el segundo libro de Honor del Congreso, encuadernado por el taller de la familia Galván, que también diseñó el primer ejemplar estrenado por su padre en 1998.

La ceremonia continuará en el Salón de Pasos Perdidos con los saludos de los reyes y sus hijas a todos los invitados y altos cargos, entre ellos, un grupo de jóvenes de distintos puntos de España y de edades comprendidas entre 18 y 28 años vinculados con ámbitos como la cultura, la educación, la ingeniería, la gastronomía, la defensa, la agricultura o el voluntariado.

El acto se cerrará con un desfile militar por la Carrera de San Jerónimo que los reyes y sus hijas presenciarán desde la escalinata del palacio junto con las altas instituciones.

En el mismo momento que jure Leonor de Borbón ante las Cortes, en el Patio de la Armería del Palacio Real sonará el himno nacional interpretado por la unidad de música de la Guardia Real y se disparará una salva de 19 cañonazos, que son los honores militares que corresponden a la princesa de Asturias.

El segundo acto institucional será posteriormente en el Palacio Real, con la imposición a la heredera del Collar de la Orden de Carlos III por parte de Felipe VI en presencia del jefe del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Será el marco para la primera intervención de la princesa con mayoría de edad, precedida de la de Sánchez y completada con unas palabras de Felipe VI previas al almuerzo en el Comedor de Gala ante el más de un centenar de invitados.