Actualidad

TRIBUNALES

El Supremo archiva una investigación contra Puigdemont por terrorismo

La magistrada Susana Polo tomó esta decisión una vez que el juez Manuel García-Castellón archivó la causa en la Audiencia Nacional

Puigdemont en una imagen reciente en Bruselas.
Puigdemont en una imagen reciente en Bruselas.
E. P.

El Tribunal Supremo de España ha archivado una investigación por supuesto terrorismo contra el expresidente regional catalán Carles Puigdemont, huido de la Justicia española en Bélgica desde 2017, como consecuencia de haber cerrado la causa un juez por un error de plazos.

La magistrada del Supremo Susana Polo acordó este martes el archivo contra varios procesados en el conocido como 'caso Tsunam'i, que investigaba si fueron actos terroristas movilizaciones independentistas como una que en 2019 bloqueó el aeropuerto de la ciudad española de Barcelona.

Polo tomó esta decisión una vez que el juez Manuel García-Castellón archivó la causa en la Audiencia Nacional española, al anular este tribunal la investigación realizada desde el 29 de julio de 2021 por un error de plazo en una prórroga del proceso.

La magistrada señala que antes de esa fecha no estaba investigado Puigdemont, "lo que impide que las actuaciones puedan continuar por los trámites del procedimiento abreviado" en el Supremo.

El archivo se produce el mismo día en que otro juez en España haya rechazado amnistiar a Puigdemont en un proceso que investiga una supuesta injerencia rusa en el proceso independentista en Cataluña.

Este juez ha pedido al Supremo que asuma la investigación por supuestos delitos de traición, malversación y organización criminal al ser aforado Puigdemot, tras resultar elegido diputado en el Parlamento catalán en los comicios regionales de mayo pasado.

Puigdemont presidía el Gobierno regional cuando en 2017 se produjo la declaración unilateral de independencia de Cataluña, tras lo que huyó de la Justicia española.

El político catalán ha asegurado que podría volver a España sin miedo a ser detenido aunque tenga abiertas causas judiciales, para presentarse a una hipotética investidura como presidente de nuevo del Gobierno regional si se alcanzara en el Parlamento catalán un acuerdo para ello, pues su partido, Junts, fue el segundo más votado en mayo.