Aragón

ALTO ARAGÓN - AYUDAS PAC

Huesca recibió 132,5 millones en ayudas de la PAC en el año 2018

El sistema informático para realizar las solicitudes generó muchos problemas

Huesca recibió 132,5 millones en ayudas de la PAC en el año 2018
Huesca recibió 132,5 millones en ayudas de la PAC en el año 2018
P.S.

HUESCA.- El campo altoaragonés ha recibido a lo largo del año recientemente finalizado 132,5 millones de euros correspondientes a las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) de la campaña 2018, de las que se han beneficiado unos 12.750 agricultores y ganaderos del Alto Aragón.

El Gobierno de Aragón desembolsó el primer pago de las ayudas en el mes de noviembre, y la semana de Navidad abonó el segundo, correspondiente a los regímenes de Pago Básico, Pago Verde, Pequeños Agricultores y Complemento de Jóvenes.

Antes de que finalizase 2018 también se hizo efectivo el pago de 9,2 millones para las Zonas con Limitaciones Naturales y 7,3 millones correspondientes a las ayudas de las medidas agroambientales, en ambos casos para todo Aragón.

Todas estas ayudas suponen el 95 % del importe total a percibir por los beneficiarios (porcentaje máximo que fija el Fondo Español de Garantía Agraria -Fega-). El 5 % restante pendiente se abonará en el primer semestre de este año 2019, una vez que el Fega fije el importe final a abonar.

El 2018 ha sido un año especialmente complicado en la confección de las solicitudes de la PAC por el cambio del sistema informático de captura de las mismas que requirió de un gran esfuerzo extra por parte de las entidades colaboradoras para que finalmente las peticiones se presentaran en tiempo y forma. Técnicos y administración reconocen las dificultades habidas en 2018 y confían en que en este 2019 no se repitan.

Un claro ejemplo del esfuerzo realizado son las manifestaciones de Gerardo Torralba, técnico de Asaja Huesca y experto en la realización de solicitudes PAC, quien asevera: "De todas las campañas que llevo, y llevo desde el 2005, la más difícil para mí ha sido la de 2018". Recuerda que el año 2015 "también fue muy difícil" porque fue el de la aplicación de la reforma de la PAC "pero -añade- el programa entonces respondió".

Finalmente, tal y como señala José María Nasarre, director general de Producción Agraria del Gobierno aragonés, las solicitudes se realizaron y presentaron bien "a pesar de la incertidumbre" que generó el nuevo sistema tras llevar trabajando con otro modelo quince años.

Gerardo Torralba relata que en 2018 se sustituyó el sistema informático del Gobierno de Aragón, con el que se realizaban las solicitudes hasta ese momento, por otro del Ministerio de Agricultura. Este cambio supuso un aprendizaje del nuevo por parte de quienes confeccionan las solicitudes (en 2018 hubo 98 entidades colaboradoras), pero además, el sistema no funcionó correctamente en algún momento y no recogía algunas especificidades de Aragón.

"Al ser un programa nacional, hay ayudas específicas de Aragón que no las reconocía. Todo lo que es el segundo pilar de la PAC, en lo que son ayudas agroambientales, daba problemas", asegura Torralba. "Hay una ayuda que se da a los ganaderos por pastar en extensivo, que se paga por cada hectárea que está pastada por un número determinado de animales. Esto exige hacer unos cálculos que el programa del Gobierno de Aragón hacía automáticamente, pero este programa no, por lo que había que revisar muy bien si había algún error", comenta en referencia a las especificidades de Aragón.

También apunta que el programa informático aragonés "te daba mucha alertas" ante posibles incorrecciones al poner datos, lo que transmitía "seguridad". Sin embargo, el sistema del ministerio no las tiene y "no te daba esa confianza".

La obligatoriedad de presentar una declaración gráfica cuando en una parcela se declaraba más de un cultivo también ha supuesto un extra. A ello se unió que no funcionó correctamente. "Había días que el programa, directamente, no iba; otros que iba muy lento; y otros en los que no se podía registrar bien la solicitud", afirma Torralba.

En este sentido, José María Nasarre reconoce que las solicitudes se presentaron "a base de mucho, muchísimo esfuerzo de todas las entidades colaboradoras", al tiempo que muestra satisfacción de que todo saliera "bien".

Estos problemas trastocaron la programación de quienes realizan las solicitudes, acumulándose el trabajo en las últimas semanas. Ante la petición de que se ampliara el plazo de presentación de las solicitudes, finalmente se alargó 15 días más (se deben entregar el 30 de abril), es decir hasta el 15 de mayo.

Torralba confía en que en 2019 no se repita el caos de 2018, porque "estaremos más familiarizados con él"; una opinión que comparte Nasarre, que espera que no haya más problemas que los que puedan registrarse habitualmente.

Etiquetas