Aragón

ALTO ARAGÓN - TEMPORADA INVERNAL

Aumenta el dominio esquiable en el Pirineo hasta los 72 kilómetros

Las bajas temperaturas permiten fabricar nieve y mejorar las condiciones de las pistas

Aumenta el dominio esquiable en el Pirineo hasta los 72 kilómetros
Aumenta el dominio esquiable en el Pirineo hasta los 72 kilómetros
Aramon

HUESCA.- El dominio esquiable en el Pirineo va ganando kilómetros gracias a la bajada de temperaturas de los últimos días, que ha permitido hacer nieve en las estaciones de alpino. Así, los amantes del deporte blanco ya pueden disfrutar de más de setenta kilómetros esquiables entre los centros invernales de Cerler, Formigal, Astún y Candanchú. Queda pendiente la apertura del sector Panticosa, en el que todavía no hay nieve suficiente como para abrir la temporada.

En la Jacetania, Candanchú y Astún ofrecieron este sábado un dominio esquiable conjunto de 23,5 kilómetros durante una jornada que se vivió con una relativa animación, a pesar de la actual falta de nieve. Los espesores continúan siendo muy escasos y oscilan entre 10 y 30 centímetros, pese al esfuerzo del personal de ambos centros invernales.

Para este domingo, Candanchú espera abrir un kilómetro más, con lo que los esquiadores podrán disfrutar de una zona esquiable compuesta por 24,5 kilómetros.

La idea del personal de la estación es "ganar esa carrera por tratar de sacar más kilómetros y abrir más pistas", según Carlos Morales, director del centro invernal de Candanchú, que presentó una buena imagen y llegó a tener ocupada la mayor parte del aparcamiento de Pista Grande durante las horas de máxima afluencia.

Los esquiadores de Candanchú se concentraron en el entorno del telesilla del Tobazo y los arrastres de la zona baja de Pista Grande, donde se abrieron varias pistas fáciles y de dificultad media, junto a otras pensadas para debutantes.

Astún también ganó afluencia con respecto a las últimas jornadas. Como novedad, los esquiadores tuvieron la oportunidad de realizar un test de material de snowboard, que se repetirá en la jornada de este domingo.

También, comenzaron algunos cursos de esquí dirigidos a los colectivos locales, como el que realiza el club Montañeras Adebán de Jaca, el primero desde su creación.

La nieve todavía se resiste a llegar a la comarca del Alto Gállego, no así las bajas temperaturas que están permitiendo fabricar más nieve en Aramón Formigal-Panticosa y abrir más kilómetros esquiables.

La estación cuenta ya con 17 kilómetros y continúa con los cañones a pleno rendimiento para mejorar la calidad de la nieve en las pistas que están abiertas al público para el disfrute del deporte del esquí, y trabajar en zonas nuevas de los valles de Portalet y Tres Hombres.

El sábado el día fue soleado, lo que permitió a los esquiadores que se acercaron a Aramón Formigal-Panticosa disfrutar de una "espectacular" jornada de esquí.

A pie de pistas los esquiadores comentaron que la nieve estaba "fenomenal" para esquiar, "muy buena, lo malo es que no sean muchos los kilómetros, pero estamos disfrutando", coincidieron unos y otros.

El sábado en cota 2.200 se registraron rachas de viento de hasta 25 kilómetros hora y en esta cota hubo temperaturas de hasta seis grados bajo cero.

El sector de Formigal abre este domingo sus instalaciones con diecisiete kilómetros esquiables, trece pistas, diez remontes y espesores de nieve dura de entre treinta y sesenta centímetros.

El sector de Panticosa está cerrado para la práctica del esquí y abierto para uso turísticos de sus instalaciones.

En toda la comarca del Alto Gállego lució el sol pero hubo bajas temperaturas que propiciaron la formación de grandes placas de hielo en los ríos del territorio, como el Gállego, a su paso por Formigal, donde por varios de sus tramos se podía patinar sin dificultad.

Después de varios días de inestabilidad meteorológica con ligeras precipitaciones de nieve, descenso térmico y fuertes vientos que obligaron a realizar aperturas parciales en Aramón Cerler, las dos estaciones de esquí del Valle de Benasque pudieron finalmente ayer abrir con casi total normalidad.

Los esquiadores, menos abundantes este fin de semana al ser el primero después de las vacaciones navideñas, disfrutaron de una jornada soleada, ideal para gozar de la nieve caída en los últimos días y de la que se ha podido fabricar gracias al descenso de las temperaturas y la menor intensidad del viento.

En Cerler, los aficionados al esquí pudieron disfrutar de 31 kilómetros de dominio esquiable, repartidos en 25 pistas a las que se accedió a través de quince remontes.

El viento de norte, que ha sido muy fuerte estas últimas jornadas, amainó el sábado, con rachas de 22 kilómetros en cota 2000, lo que ha permitió fabricar nieve durante la noche para mejorar las condiciones de las pistas abiertas, informaron desde la propia estación ribagorzana. Los espesores oscilaban en el complejo entre los treinta y los ochenta centímetros de nieve.

OCHO KILÓMETROS EN LLANOS DEL HOSPITAL

En los Llanos del Hospital, su director, Mario García, confirmó que este fin de semana está siendo tranquilo después de las vacaciones navideñas y que, pese a la nieve caída estos días, no se había podido ampliar el dominio esquiable. "Seguimos con los ocho kilómetros que teníamos. Abajo nos falta un poco para recuperar el medio kilómetro que teníamos", dijo.

La nevada dejó en Llanos entre 10 y 15 centímetros, si bien en algunas zonas el viento de norte ha acumulado espesores mayores. "Las condiciones de la nieve han mejorado y esta noche hemos podido encender el cañón y fabricar, ya que hasta ahora no lo habíamos podido hacer por el viento", concluyó García.

Etiquetas