Aragón

ALTO ARAGÓN - VISITA A BAILO

Miguel Gracia: "Hay que escuchar a las gentes y no solo los elementos protegidos"

El presidente de la DPH pide un equilibrio entre el desarrollo del medio rural y la conservación de la naturaleza

Miguel Gracia: "Hay que escuchar a las gentes y no solo los elementos protegidos"
Miguel Gracia: "Hay que escuchar a las gentes y no solo los elementos protegidos"
DPH

BAILO.- El presidente de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Miguel Gracia, ha solicitado este viernes en Bailo que al diseñar y desarrollar normativas y medidas de protección ambiental se tengan en cuenta a los ayuntamientos afectados y otros agentes del territorio, que "son quienes mejor conocen las necesidades para garantizar el presente y el futuro de un medio rural que necesita estar habitado".

Una de las principales trabas de los vecinos es la excesiva burocratización a la que tienen que hacer frente para tramitar cualquier tipo de ayuda, subvención u otra acción relativa a la Administración, según ha explicado el alcalde de Bailo, Joaquín Giménez, que ha acompañado al presidente en su visita a obras financiadas por la DPH en el pueblo y su núcleo rural de Arbués.

Miguel Gracia ha recordado que en abril se cumplen 40 años de la constitución de los primeros ayuntamientos. En este sentido, ha querido poner en valor la vocación de servicio público de los alcaldes, "muchas veces con una gran dedicación, sacrificando el tiempo personal y familiar, con la única contraprestación de ver cómo ese esfuerzo concluye en pequeños logros".

"La transformación de estos pequeños pueblos fue notable en estos 40 años, en los que personas anónimas quisieron implicarse en política para trabajar por el progreso del pueblo y dar respuesta a temas básicos, como la traída de aguas, la luz o la pavimentación", según Miguel Gracia, para el que "con el reto de la despoblación, se siguen necesitando personas que defiendan el día a día del medio rural".

El núcleo rural de Arbués es un ejemplo del panorama que afecta a los pueblos de la provincia. "Hemos visto la despoblación en pocos años. Una despoblación más que real, porque hace 25 años había 30 personas y ahora solo hay 8 vecinos", como indicó Joaquín Giménez.

Desde la Diputación -representada también por su vicepresidenta, Elisa Sancho- en 2018, se destinó una partida de 124.000 euros a la realización de actuaciones del ciclo integral del agua. Las obras financiadas íntegramente por el ente provincial afectan a Bailo y sus pedanías de de Larués, Arbués, Alastuey y Arrés.

Además, la DPH, en colaboración con el Ayuntamiento de Bailo, realizó una serie de inversiones en Bailo, entre las que destaca una partida de 57.000 euros del año pasado para la pavimentación de las calles de Bailo y la mejora de los accesos de Arbués y Bailo, estando prevista una intervención en Arrés durante los próximos meses.

Etiquetas