Aragón

ALTO ARAGÓN - SUCESOS

Difícil rescate de dos montañeros extraviados en el valle del Aspe

Ambos fueron encontrados ilesos tras pasar la noche a salvo en un vivac de piedra que construyeron

Difícil rescate de dos montañeros extraviados en el valle del Aspe
Difícil rescate de dos montañeros extraviados en el valle del Aspe
G.C.

HUESCA.- La Guardia Civil ha rescatado este domingo a dos escaladores que se vieron obligados a improvisar un vivac de piedra para pasar la noche del sábado en el valle de las Chorrotas. Se trata de dos varones de 34 años, vecinos de Arrasate (Guipúzcoa), que se desorientaron mientras descendían la zona del Edyl del pico Aspe en condiciones meteorológicas muy desfavorables.

Según ha informado la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Benemérita, la central del 062 recibió una llamada a las 22 horas del sábado en la que dos montañeros que habían realizado una vía de escalada de hielo y roca en la zona del Edyl del Aspe informaban de que, debido al mal tiempo y la niebla, se habían equivocado de ruta en el descenso, y se habían visto obligados a realizar un vivac.

Debido a que los escaladores se encontraban en buenas condiciones y el vivac de piedra los mantenía secos y resguardados, se decidió emprender el rescate por la mañana. La Sección de Montaña de la Guardia Civil de Jaca se puso en marcha a las 7:30 horas, siguiendo las coordenadas que habían podido enviar los montañeros.

El Sereim solicitó la colaboración de la estación de esquí de Candanchú, para acceder primero a los telesillas y después, en moto de nieve, hasta el valle del ibón seco de Tortiellas. Sin embargo, resultó que las coordenadas no se correspondían con el lugar donde se encontraban los montañeros. Por este motivo, los especialistas volvieron a solicitarlas y descendieron hacia la Tuca de Candanchú y después se dirigieron hacía el valle de las Chorrotas, donde localizaron a los montañeros a las 16:30 horas en perfectas condiciones.

Durante las labores de búsqueda, las condiciones meteorológicas con nieve, viento y niebla, complicaron e hicieron muy lenta la progresión de los especialistas, que encontraron dificultades para ver a más de tres o cuatro metros de distancia, y que soportaron una sensación térmica de quince grados bajo cero por el viento.

Una vez localizados, los montañeros han accedido hasta la parte alta de la Tuca de Candanchú y desde allí, con una maquina retrac de la estación, han sido trasladados hasta la parte baja de la estación, donde tenían su vehículo.

Etiquetas