Aragón

ALTO ARAGÓN - TEMPORAL

Mejora sensiblemente el estado de las carreteras en la provincia de Huesca

Las estaciones de esquí han ampliado los dominios esquiables gracias a las últimas nevadas

Mejora sensiblemente el estado de las carreteras en la provincia de Huesca
Mejora sensiblemente el estado de las carreteras en la provincia de Huesca
P. S.

JACA/HUESCA.- La provincia ha ido recuperando poco a poco la normalidad tras el paso del temporal que ha dejado la primera gran nevada del invierno en el Pirineo.

El estado de las carreteras en la Jacetania ha mejorado sensiblemente. A primera hora de este viernes, solo era necesario emplear las cadenas o los neumáticos de invierno en dos tramos del territorio: el que une Jaca con Bernués (A-1205) y el que va de Santa Cruz de la Serós a Jaca (A-1603).

IMÁGENES DE NIEVE ESTE JUEVES EN LA PROVINCIA

Las estaciones de esquí de Candanchú y Astún han abierto sus pistas con normalidad. Los accesos están despejados, tras una noche en la que no se han registrado precipitaciones.

Los centros invernales han comenzado ofreciendo un dominio conjunto de 40,5 kilómetros, que luego han reducido a 31 kilómetros (15,5 en cada uno). Los espesores se mantienen entre 40 y 80 centímetros.

El riesgo de avalanchas en el entorno de las estaciones es de nivel fuerte (4 en una escala del 1 al 5), de modo que se aconseja precaución en caso de acudir a zonas situadas fuera de pistas.

Aunque ha seguido nevando en cotas altas a primera hora, Ribagorza está viviendo ya una jornada completamente normal, tras la inestabilidad de estos días.

Solo una ruta de transporte escolar, la que recoge a un alumno de Senz, no ha funcionado, mientras que el resto de escolares han vuelto a clase sin problemas.

No en vano, la red viaria ribagorzana está limpia en todo el territorio y solo es necesario el uso de cadenas entre Cerler y el Ampriu en la A-2617. Incluso en el último tramo de la A-139 de acceso a Llanos del Hospital puede circularse hoy sin cadenas.

Ambas estaciones de esquí están funcionando también con bastante normalidad. En Aramón Cerler, donde la apertura de algunos remontes está condicionada por el viento, se ofrecen 25 kilómetros esquiables con espesores de hasta un metro de nieve. En Llanos del Hospital, el dominio esquiable es de 12 kilómetros y los espesores alcanzan los 120 centímetros.

Por su parte, gracias a las últimas nevadas, Formigal-Panticosa ha amplíado los kilómetros esquiables y abre este viernes sus instalaciones del sector Panticosa. En total este viernes cuentan con 42 kilómetros esquiables, 20 remontes y 33 pistas con espesores de 30 a 85 centímetros.

Las doscientas personas que permanecían aisladas en el Balneario de Panticosa desde este miércoles pudieron salir jueves al mediodía, después de que se restableciera el tráfico en la A-2606.

Se restableció también la circulación del puerto de Somport (N-330a), no así el Portalet (A-136).

Las rutas escolares volvieron a funcionar en el Alto Gállego, aunque en algunos casos no pudieron evitar los retrasos.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene la alerta amarilla por viento en el Pirineo hasta las seis de la mañana de este sábado, pero en el resto de la provincia los avisos desaparecen.

Etiquetas