Aragón

CONSECUENCIAS TEMPORAL

La crecida ordinaria del Ebro no causa afecciones en Zaragoza

La avenida llegó a 1.550 metros cúbicos por segundo en la madrugada de este lunes

La crecida ordinaria del Ebro no causa afecciones en Zaragoza
La crecida ordinaria del Ebro no causa afecciones en Zaragoza
S.E.

ZARAGOZA.- La crecida del Ebro pasó la madrugada del lunes pasado por Zaragoza prácticamente sin causar ningún daño, con un caudal de en torno a 1.550 metros cúbicos por segundo, menos del inicialmente previsto, aunque la ciudad tendrá que afrontar otra punta a principios de febrero, según las previsiones de la CHE.

El consejero de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, compareció este lunes en una rueda de prensa para explicar las medidas adoptadas por el consistorio ante la llegada de esta crecida que llevó a activar el sábado pasado en fase de alerta el plan de protección civil y que ha tenido como única consecuencia el desalojo de once familias de la urbanización de Torre Urzáiz de Movera, que ya pueden retornar.

El consejero destacó que el plan se activó al alcanzar el Ebro más de 1.800 metros cúbicos en Castejón (Navarra), que es la referencia en estos casos, y por tanto todos los servicios municipales implicados en las crecidas se pusieron en alerta, desde bomberos a policía local, la unidad verde o los servicios de limpieza.

La punta llegó en la madrugada del lunes a la capital aragonesa, en torno a las 5 horas, pero solo con unos 1.550 metros cúbicos por segundo, muy por debajo de la abril del año pasado, que llegó a 2.600 metros cúbicos por segundo y también del caudal que pasó por Castejón.

No obstante, destacó que en Zaragoza se han tomado todas las medidas de prevención, ya que además del desalojo en Torre Urzáiz, se desmontó la exposición del Centro de Interpretación del Galacho de Juslibol y se cerraron algunos caminos que suelen inundarse en los barrios de Alfocea, Juslibol y Monzalbarba, aunque no llegaron a anegarse.

"No han sido prácticamente ninguno los daños producidos", aseguró Cubero, quien explicó además que tampoco se han inundado bajos y garajes porque el aumento de caudal del río ha llegado en una punta y no en forma de lámina estabilizada.

En todo caso, apuntó que la CHE ya ha avisado de la posibilidad de que haya otra crecida a principios de febrero y remarcó que los servicios municipales estarán en alerta por las que puedan sucederse a lo largo de la primavera.

OPERATIVO DEL FIN DE SEMANA

En previsión de que el nivel del río pudiera superar las previsiones iniciales, la Unidad Verde contactó este sábado por la tarde con una lista de "whatsapp" creada con todos los posibles afectados en la zona de Juslibol, informándoles de la activación del Plan Municipal de Protección Civil y sugiriendo retirar en las horas siguiente los animales de las zonas más expuestas, al oeste del Camino del Pontarrón.

El domingo también se procedió por la mañana a cortar accesos a caminos en la pasarela sobre el Ebro de La Cartuja, cuya margen izquierda comenzaba a inundarse.

En puntos como Alfocea y Juslibol no se han registrado afecciones destacadas, mientras que en Monzalbarba se han observado algunos campos inundados por filtración del nivel freático. Aguas abajo, en el Camino de La Alfranca, ha sido detectada alguna incidencia por grietas en la escollera de defensa.

Etiquetas