Aragón

ALTO ARAGÓN - TEMPORAL

Se restablece el tráfico por el túnel de Somport, aunque siguen los problemas en otras carreteras de Huesca

Se restablece el tráfico por el túnel de Somport, aunque siguen los problemas en otras carreteras de Huesca
Se restablece el tráfico por el túnel de Somport, aunque siguen los problemas en otras carreteras de Huesca
P. S.

HUESCA/GRAUS/JACA/SABIÑÁNIGO.- La circulación por el túnel de Somport ha sido restablecida, aunque otras carreteras de la provincia de Huesca siguen registrando muchas dificultades.

El temporal de nieve ha dificultado este lunes el tráfico en más de una treintena de tramos viarios del Pirineo y mantuvo cerrados todos los pasos fronterizos con Francia, a excepción del túnel de Bielsa (A-138) donde fue obligatorio el uso de cadenas o de neumáticos de invierno, y se prohibió el paso a camiones, autobuses y vehículos articulados.

LA NIEVE ESTE LUNES, EN ESTA GALERÍA DE IMÁGENES

Según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT), el acceso al paso del Portalet (A-136) se cortó desde Formigal, el puerto de Somport (N-330a) desde Candanchú, debido al riesgo de aludes en la zona francesa, y el túnel de Somport (N-330) a la altura de Canfranc-Estación. Como se ha indicado, el puerto de Somport ya se encuentra operativo.

Además, se cerró el acceso al Balneario de Panticosa (A-2606) y a Llanos del Hospital (A-139) por riesgo de aludes. Antes de cortar la circulación, se evacuaron a los clientes de ambos complejos, en el caso del Balneario fueron más de 300 personas y en el del Hospital de Benasque cerca de cuarenta.

En el Balneario se evacuó a toda la clientela "en previsión del temporal que está afectando a la zona", ha indicado el director, Jesús María González, quien explicó que el traslado de los 300 clientes y de los 50 trabajadores se había llevado a cabo según el protocolo de Carreteras con la colaboración de Guardia Civil, agentes de Tráfico y 112.

La decisión se tomó por "el alto riesgo de aludes" que presenta la vía, señaló González, al tiempo que indicó que tanto el complejo como la carretera permanecerán cerrados los próximos días hasta que mejoren las previsiones, y se quedó en el Balneario un personal mínimo de unas quince o veinte personas.

La carretera de acceso a Llanos se cerró totalmente a las 13 horas también como medida de precaución. Una veintena de clientes decidió permanecer en el establecimiento junto a los 20 trabajadores del Hospital de Benasque.

La A-139 entre Benasque y Llanos del Hospital permanecerá cerrada por precaución hasta este martes a mediodía, en un principio, ya que se esperan entre 50 y 60 centímetros de nieve.

En el momento de tomarse esta decisión preventiva, este lunes al mediodía, había 59 clientes, 39 han optado por salir y 20 por permanecer en las instalaciones, junto con las 20 personas de servicio.

En el resto de la Ribagorza, la nieve volvió a alcanzar este lunes a toda la comarca, si bien con mucha menor intensidad en las cotas bajas, donde fue lluvia en pocas horas. Las incidencias se concentraron sobre todo en la parte norte, en el acceso a las estaciones de esquí del Valle de Benasque.

Aparte del cierre de la A-139, por lo demás, solo fue necesario el uso de cadenas en la N-260 entre Montanuy y Castjón de Sos y desde Castejón de Sos hastsa Llanos, por la A-139.

En esta zona, concretamente en el Coll de Fadas, se ha cerró el tramo comprendido entre los Kilómetros 378 y 381 por un camión cruzado en la calzada en Bisaurri.

En el Isábena, fueron necesarias cadenas este lunes entre la Puebla de Roda y Montanuy. El acceso a Cerler y el Ampriu, por la A-2617 también se requirieron cadenas. En todos estos tramos estuvo prohibida la circulación de camiones, autobuses y articulados.

En Aramón Cerler y Llanos del Hospital, siguió nevando si bien la estación ha funcionado con normalidad, con 41 kilómetors y 36 pistas abiertas. Los Llanos, que funcionó parcialmente a primera hora, se cerró al cortrase el acceso al complejo a través de la A-139.

En la Jacetania, el túnel del Somport permaneció cerrado desde las 12:20 horas de este lunes, debido al riesgo de avalanchas en Francia. Las autoridades francesas llevaron cabo una serie de explosiones controladas para mover la nieve acumulada y rebajar el peligro.

También, fue intransitable el puerto del Somport (N-330a) desde las 8 horas. Hubo además varios camiones detenidos en Canfranc y Villanúa.

Igualmente, fue necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno en Candanchú (N-330b), entre Jaca y Aísa (A-2605), entre la capital jaquesa y Bernués (A-1205), entre Santa Cruz de la Serós y Jaca (A-1603) y desde Puente La Reina a Ansó (A-176).

La nevada dejó 40 centímetros en las últimas 24 horas en las estaciones de esquí de la Jacetania. Candanchú solo pudo abrir la zona de seguridad (6,5 kilómetros), mientras que Astún permaneció cerrada. Sus espesores aumentaron ligeramente y van desde 50 a 100 centímetros.

En la zona baja de Candanchú y el pueblo, cayeron 30 centímetros. El peligro de aludes es de nivel 4 (en una escala del 1 al 5), por lo que se recomienda precaución a la hora de salir a la montaña.

En el valle de Tena, el sector de Formigal estuvo cerrado por nieve y ventisca. Por su parte, el sector de Panticosa abrió las pistas del valle de Petrosos así como el descenso hasta el pueblo desde la estación por la pista Estrimal.

Para este martes la previsión es abrir los dos sectores con 69 kilómetros esquiables, 60 pistas y 26 remontes. Los espesores de nieve polvo están entre 45 y 100 centímetros, en según zonas. Y en el valle de Benasque, Aramón Cerler ha estado abierta pese a que ha registrado algunas complicaciones en los accesos, a través de la A-2617, sobre todo en la primera mitad del día. La estación de alpino ha recibido unos 20 centímetros de nieve.

En el Alto Gállego, la nieve caída obligó a los bomberos de la Comarca a emplearse a fondo en la limpieza de los más de 600 kilómetros de carreteras y accesos a núcleos que son de su competencia.

También las brigadas municipales de poblaciones como Sabiñánigo, Biescas, Sallent de Gállego o Panticosa, entre otras, trabajaron durante toda la jornada en la limpieza de calles y aceras. Han comenzado por las zonas donde se encuentran los colegios, institutos o centros de salud. Después, la lluvia caída a primera hora de la tarde ha ayudado en gran medida a esta limpieza.

Asimismo, en el Sobrarbe todos los efectivos estuvieron trabajando desde primera hora de la mañana para mantener limpias las carreteras, afirmó el presidente de la Comarca, Enrique Campo, quien informó de que la jornada se ha desarrollado sin incidencias reseñables, más allá de los casi 180 estudiantes afectados por la cancelación de rutas de transporte escolar.

RUTAS ESCOLARES

Más de 400 estudiantes se quedaron sin colegio por la cancelación total o parcial de 25 rutas de transporte escolar. Según informaron desde las Comarcas pirenaicas, en la Ribagorza se suspendieron 13 rutas (250 alumnos sin clase), en el Alto Gállego una y en Sobrarbe once, afectando a 177 estudiantes.

Todas las rutas escolares pudieron salir, según fuentes de la Comarca de la Jacetania, aunque algunas llegaron con unos minutos de retraso a su destino.

Para este martes, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha bajado a amarilla la alerta por nevadas y mantiene en el mismo nivel el riesgo de viento y aludes en el Pirineo, mientras que en el resto del Alto Aragón los avisos desaparecen.

Etiquetas