Aragón

ALTO ARAGÓN - OBRAS DE URGENCIA

Las peticiones de obras de urgencia superan los 4 millones de euros

La DPH busca financiación tras conocer el Real Decreto sobre Medidas Urgentes

Las peticiones de obras de urgencia superan los 4 millones de euros
Las peticiones de obras de urgencia superan los 4 millones de euros

HUESCA.- Las intervenciones de urgencia por daños en carreteras e infraestructuras en la provincia a consecuencia de la climatología siguen incrementándose. Desde la pasada primavera, las peticiones de obras, algunas de las cuales ha podido acometer la Diputación Provincial de Huesca (DPH) o los propios ayuntamientos, llegan casi al centenar y su coste supera los 4 millones de euros.

De esta inversión, la institución provincial ha acometido alrededor de 2 millones de euros. "No hemos dejado de tener emergencias", dijo Joaquín Monesma, responsable de Cooperación y Obras Públicas, pero las limitaciones presupuestarias y de gasto impiden a la Diputación asumir más proyectos. "Es prácticamente imposible acometerlo sin mermar mucho otros servicios", ratificó el presidente de la DPH, Miguel Gracia.

Incluso recordó Monesma que se tuvo que contratar una empresa externa para hacer una valoración real de las peticiones realizadas por los ayuntamientos, cuyo contrato será rescindido por "incumplimiento".

Y la lista se ha elevado esta semana. El pleno de la Diputación conoció este viernes las últimas intervenciones realizadas en el acceso a Guillué, en Sabiñánigo, otra actuación para corregir el desprendimiento del camino del río Flumen a su paso por Almuniente, y la explanación de plataforma y obras de drenaje en el acceso a Solanilla. El pasado jueves, agregó Monesma, se registró una nueva petición desde Broto, donde el puente de acceso al barrio de la Iglesia de Buesa se está hundiendo.

Por el momento, la institución provincial no da por descartada la petición realizada para declarar la provincia de Huesca como Zona Gravemente Afectada por una Emergencia Civil (la anterior zona catastrófica), tras las afecciones sufridas en abril por las intensas lluvias caídas en el centro y sur de la provincia.

La institución se refiere a la publicación el pasado 26 de enero del Real Decreto para adaptar medidas urgentes para paliar los daños causados por temporales y otras situaciones catastróficas, en el que los servicios jurídicos siguen buscando un resquicio al que aferrarse. Aunque sí que se hace mención a situaciones como las vividas en Mallorca, Andalucía, Galicia o Teruel, no aparece recogida la situación de la provincia. "Esperamos que se incluyan otras zonas del territorio nacional en las cuales ha habido daños, como ocurrió con las riadas de Benasque en 2015".

Mientras tanto, la Diputación, aseguró Monesma, sigue manteniendo contactos con la Subdelegación del Gobierno para tratar de conseguir una nueva convocatoria de ayudas, ya que la última "deja abierta la posibilidad" a otros reales decretos que salgan y a los que pueda acogerse la provincia, dado que muchas de estas peticiones de obra no entran dentro de las competencias municipales.

Esta financiación permitiría cubrir al menos el 50 por ciento del coste de las obras que la Diputación no puede sumir por sí misma y ha obligado a muchos ayuntamientos a acometerlas con recursos propios, subvenciones e, incluso, hipotecarse con créditos para poder llevarlas a cabo.

Etiquetas