Aragón

ALTO ARAGÓN - CONSECUENCIAS DEL TEMPORAL EN LA PROVINCIA

La nieve del Pirineo de Huesca se encuentra inestable tras los fuertes vientos

Expertos relacionados con la montaña recalcan la necesidad de estar formado e informado antes de emprender la actividad

La nieve del Pirineo de Huesca se encuentra inestable tras los fuertes vientos
La nieve del Pirineo de Huesca se encuentra inestable tras los fuertes vientos
A L./ P.G.

HUESCA.- Conocer el peligro que presenta la montaña tras intensas nevadas o fuertes rachas de viento es posible gracias a una serie de medidas preventivas entre las que figuran diversos boletines de riesgo que varían en función de la zona, experiencia y conocimiento a partir de la interpretación de diferentes predicciones.

Uno de los centros de referencia es A Lurte de Canfranc, desde el que su observadora nivológica, María Béjar, subraya que los problemas en estos momento se deben a la "nieve venteada y reciente" que se registró la semana pasada en el Pirineo.

También advirtió que a finales de la semana pasada se registró "una capa de nieve granulada, bastante homogénea, tanto en todas las orientaciones como en cotas, que se ha enterrado con las nevadas posteriores". Se trata, indica Béjar, "de una capa débil y peligrosa por lo que será interesante ver cómo evoluciona".

Desde el Centro de A Lurte destacan que la toma de datos del estado la nieve se obtiene por las observaciones, la recogida de información nivológica sobre el terreno y el estudio de modelos meteorológicos.

"Hay que elegir el itinerario en montaña en función del estado del nieve", explica el coordinador de esquí de Montaña de Peña Guara, Antonio Gros, quien recalca "el factor de riesgo alto de aludes en laderas inestables de distintas orientaciones" por lo que destaca la importancia de "formarse e informarse antes de salir a la aventura.

Y recuerda que el mayor número de víctimas por aludes se debe a las placas formadas por el viento.

En opinión del presidente de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), Luis Masgrau, "lo más peligroso es la inestabilidad de la nieve recién caída que hay que dejar asentar y, en segundo lugar, el viento que hace estragos y se forman cornisas o placas de viento muy peligrosas en determinadas laderas".

Desde los 1.800 metros, matiza el presidente de la FAM, "la nieve va estar muy inestable y especialmente si ventea, por lo que es mejor hacer paseos por las zonas de seguridad de las estaciones o en sitios muy concretos, pero en ningún caso adentrarse en alta montaña porque está muy peligrosa e inaccesible por la pendiente u orientación".

Por su parte, la coordinadora de la Campaña Montaña Segura, Marta Ferrer, indica que todo montañero debe consultar el boletín de peligro de aludes de la Aemet "el día antes de su actividad. Muestra el grado de estabilidad de la nieve y los peligros de aludes", y puede encontrarse a través del enlace https://t.co/87eVgva4gJ.

La Campaña Montaña Segura ha complementado este informe periódico con la Escala de Clasificación de Terreno de Aludes o herramienta (Ates) desarrollada en Canadá en 2010. Este sistema ofrece una metodología para clasificar el peligro de aludes en función del terreno -simple, exigente y complejo- "que tiene que ver con la vegetación, pendientes, convexidades" al que se suman otros factores como "la observación y la experiencia".

Según Ferrer, "esta herramienta de planificación cruza el peligro de aludes con la cartografía Ates que determina también el riesgo. "Aquí entra en juego una variable muy completa que es el grupo con su experiencia que determina cómo se pueden evaluar o no las situaciones de riesgo, y ayuda a mejorar la elección del itinerario en función del peligro de aludes del día", añade Ferrer, quien indica que la herramienta está disponible en la web de Montaña Segura https://bit.ly/2TttUgJ y en los refugios de Montaña de la FAM.

En el caso de la Guardia Civil, el jefe de las unidades de montaña de Aragón, Santiago Gómez, explica que la situación actualmente en el Pirineo es "bastante complicada, como para no salir al monte. La nieve venteada puede producir aludes de placa por la mala visibilidad y orientación". Asimismo, recomienda esperar "a que se estabilice el manto de nieve especialmente en las zonas más cargadas". Y en caso de salir, lleva Arva, Pala, crampones y mochilas antiavalanchas, entre el material específico.

Etiquetas