Aragón

ALTO ARAGÓN - ESTACIONES DE ESQUÍ

Quince autobuses viajan a las estaciones de Formigal y Panticosa para disfrutar de la Semana Blanca

Las estaciones de esquí del Pirineo se llenan estos días con la llegada de familias y jóvenes

Quince autobuses viajan a las estaciones de Formigal y Panticosa para disfrutar de la Semana Blanca
Quince autobuses viajan a las estaciones de Formigal y Panticosa para disfrutar de la Semana Blanca
S.E.

HUESCA.- La Semana Blanca ya no es solo para los escolares y la prueba está en las estaciones de esquí del Pirineo, donde estos días llegan numerosos aficionados al deporte blanco dispuestos a disfrutar de la abundante nieve y del codiciado sol de invierno en la montaña.

Aprovechando la festividad en el calendario estudiantil (este jueves y viernes el alumnado no tiene clase), desde Huesca salieron este jueves quince autobuses en dirección a las estaciones de Formigal y Panticosa. En total, 856 oscenses, entre niños y adultos, pasaron una agradable jornada aprendiendo a esquiar o perfeccionando la técnica, explicó Ismael Fernández, técnico del área de Deportes de la Comarca de la Hoya.

Este viernes todos ellos volverán a calzarse los esquís, o las tablas de snowboard (a gusto del consumidor), para pasar el segundo y último día de este programa de la Comarca de la Hoya. La iniciativa, organizada en colaboración con el Club de Montaña Peña Guara, consta de dos jornadas de esquí en las estaciones de Formigal y Panticosa, con ida y vuelta a Huesca el mismo día.

El programa tiene plazas limitadas y su éxito es tal que en las últimas convocatorias se ha llenado el cupo enseguida, de hecho, el año pasado se apuntaron trescientas personas de más y hubo que hacer sorteo, recordó Fernández.

Pero no solo en la Hoya emplean la Semana Blanca para escaparse a la nieve. En otras comarcas también organizan salidas a los centros invernales, como en Sobrarbe, donde las ampas de Fiscal, Boltaña o Broto aprovechan estos dos días de fiesta de los pequeños para irse a esquiar. En este caso, han escogido la estación de Candanchú, donde este jueves disfrutaron de un "gran día en la nieve", afirmó Francisco Lamarca, uno de los padres que acudió a la excursión y que volverá este viernes, junto a su hijo Iván, para aprender a esquiar.

Además de Candanchú, Astún presentó este jueves un gran ambiente ante la llegada de escolares de otras provincias. Un grupo de 40 niños de Zaragoza se aloja en el albergue de Canfranc, que recibirá a alumnos de Burdeos (Francia) durante las dos próximas semanas.

Cabe señalar que, además de estas escapadas a la nieve, la Diputación Provincial de Huesca impulsa cada año una campaña de esquí escolar, de enero a abril, en la que en este 2019 participan unos 3.200 jóvenes altoaragoneses.

Etiquetas