Aragón

HUESCA INDUSTRIAL/SEPES

La firma Dulcysa, pastelería fina y artesanal

Con casi 30 años de trayectoria, esta empresa fue la primera de su sector en instalarse con su obrador en un polígono

La firma Dulcysa, pastelería fina y artesanal
La firma Dulcysa, pastelería fina y artesanal
S.E.

HUESCA.- El mundo de la pastelería fina y artesanal acompaña a Dulcysa desde finales del año 1990, cuando Paco Villacampa, quien ya tenía experiencia en el sector, funda la empresa junto a su socio. Desde entonces, han mantenido su política de ofrecer calidad a un precio competitivo.

Entre sus más de 160 referencias se encuentran diferentes pasteles, tartas, dulces y pastelería salada, que, tal y como indican, depende de la temporada y la época del año. "El mundo de la pastelería convive con el calendario santoral. Los roscones para Reyes y San Valero, los corazones por San Valentín o las virutas de San José". A pesar de la dificultad de abarcar y elaborar tal cantidad de productos, ayudan a las ventas en las empresas de pastelería.

Actualmente, Dulcysa cuenta con 16 personas que trabajan en su obrador artesanal, en la distribución y también en el departamento de calidad. Con respecto a este último, Paco Villacampa señala las exigencias de sanidad, calidad y etiquetado que se dan actualmente en el sector de la alimentación.

La empresa, que cuenta desde sus inicios con una tienda física en la calle Cabestany de Huesca, llega con sus productos a varios puntos de la geografía española a través de restaurantes, tiendas o distribuidores a quienes vende sus pasteles. Sin embargo, para ellos, la venta directa al consumidor tiene una gran importancia y no dejar de atenderla por igual.

El mercado de la pastelería ha cambiado mucho en los últimos años y ha aumentado la exigencia debido a las intolerancias o a enfermedades como la celiaquía. En consecuencia, las empresas han tenido que adaptarse para atender a los nuevos nichos de mercado.

Con respecto a la ubicación de su obrador, Dulcysa fue la primera pastelería en Huesca en trasladar su sede a un polígono, que consideran una plataforma perfecta tanto para la fabricación de sus productos como para la distribución. Esta situación permite facilidades en cuanto al trabajo, a la carga o a la descarga de camiones. Además, tal y como apuntan, no está reñida la ubicación en un polígono industrial con realizar una producción artesana fina y de calidad.

Dulcysa está situada en el Polígono Sepes de Huesca, donde desde hace dos años ya cuenta con dos naves en las que se sitúan los obradores de harina y de pastelería fina.

Etiquetas