Aragón

ALTO ARAGÓN - CARRETERAS

Circular por el puerto de Monrepós ya casi sin abandonar la autovía ya es una realidad

Una de las obras de mayor envergadura en este tramo ha sido el túnel de Caldearenas que cuenta con una innovadora iluminación

Circular por el puerto de Monrepós ya casi sin abandonar la autovía ya es una realidad
Circular por el puerto de Monrepós ya casi sin abandonar la autovía ya es una realidad
P.S.

HUESCA.- El puerto de Monrepós (A-23) es la principal vía de acceso al Pirineo y por él pasan a diario en torno a 9.000 vehículos, de los cuales, el 14% son pesados. El pasado 22 de marzo se abrieron a la circulación más de 17 kilómetros (entre las dos calzadas). Esta apertura supone un importante avance en esta carretera que, por ende, repercute de manera muy positiva para todos sus usuarios.

ACCESO AL MONOGRÁFICO

Con esta actuación entró en servicio el tramo comprendido entre el Alto de Monrepós y Lanave, que unido a la próxima apertura de 2,3 kilómetros entre el congosto de Isuela y Arguis, más del 90% del puerto que se enmarca entre las localides de Nueno y Lanave, podrá atravesarse sin abandonar la autovía. En su conjunto, la apertura de estos dos tramos, suponen un ahorro de 3,5 kilómetros en el sentido hacia Sabiñánigo y de 1,5 en dirección a Huesca.

TÚNELES Y VIADUCTOS

El citado trazado abierto el pasado mes de marzo, supone un total de 12 kilómetros, a lo largo de los cuales, se disponen importantes estructuras como túneles y viaductos que sortean la compleja orografía de este puerto de montaña.

En el tramo de cuatro kilómetros entre el Alto de Monrepós y Caldearenas, que empieza justo en lo alto del puerto, la obra civil cuenta con uno de los túneles más largos de todo de Aragón y de España, después de los pasos fronterizos de Somport (8.608 metros) y Bielsa-Aragnouet (3.070) que unen España con Francia. Se trata del túnel de Caldearenas, la intervención más compleja de este último tramo y que cuenta con 2.997 metros de longitud. Una de las particularidades que presenta es su innovadora iluminación, desarrollada por Carandini. La empresa se ha encargado desde el suministro, hasta la asistencia para la instalación, la programación y la puesta en marcha del sistema de control. Este tipo de alumbrado destaca por combinar el proyector T-MAX de tecnología LED con el sistema de gestión Controlux Tunnel que generan entre otros beneficios, unas condiciones de confort visual óptimas para el conductor. Esta galería une la cara sur desde los túneles de Monrepós con la cara norte, cuya embocadura se sitúa enfrente del antiguo núcleo de Escusaguas.

En el tramo siguiente, de 12 kilómetros, entre Caldearenas y Lanave, ya se pusieron en servicio los últimos 4,5 kilómetros hasta el enlace de dicha localidad. En esta parte, se atraviesa una de las estructuras más llamativas de la obra, el viaducto sobre el río Guarga. En el resto, otro de los túneles, el de Escusaguas, de 396 metros de longitud, que se puso en funcionamiento con esta última apertura en marzo. Así mismo, también entró en servicio el viaducto más largo del trazado, para salvar el barranco de Fontanal, con 455 metros, así como un tercero de 220. Además, en el mes de marzo también entró en servicio el túnel de Arguis, de 920 metros de longitud.

Por otra parte, en los Presupuestos Generales del Estado se contempla el pago de 56.185.620 euros para este año 2019, casi la totalidad de los 59.895.000 euros que cuesta la obraLas actuaciones sobre este último tramo destacaron por la complejidad geográfica que presenta el macizo de Monrepós, tal y como señaló el día de su apertura el jefe de Demarcación de Carreteras del Estado de Aragón, Rafael López Guarga, quien valoró también el aumento en la seguridad que se ha conseguido en esta vía, al evitar el encuentro con vehículos que circulan por el lado contrario gracias a los cuatro carriles actuales y a la consecuente circulación unidireccional.

Etiquetas