Aragón

SUCESOS

La policía alerta de llamadas de falsos secuestros en Zaragoza

El estafador, que se hace pasar por abogado, comunica que un familiar se encuentra detenido y solicita dinero para su defensa

La policía alerta de llamadas de falsos secuestros en Zaragoza
La policía alerta de llamadas de falsos secuestros en Zaragoza
EFE

ZARAGOZA.- La Policía Nacional ha difundido un comunicado en el que alerta sobre llamadas recibidas por ciudadanos zaragozanos en las que se comunica falsamente que un familiar se encuentra detenido y, haciéndose pasar por abogados, solicitan un pago para su defensa.

Tras la imputación en 2017 de una banda organizada que operaba desde el extranjero, la policía ha alertado de que en las últimas semanas se ha vuelto a detectar la existencia de este tipo de llamadas en Zaragoza y explica cómo se debe proceder en caso de recibir una de estas llamadas maliciosas.

En la llamada, que suele proceder de países sudamericanos, el estafador se hace pasar por abogado y comunica al propietario de dicho número, conseguido a través de una guía telefónica o las redes sociales, que un familiar, normalmente un hijo, se encuentra detenido y solicita el pago de una cantidad de dinero para realizar la defensa, en metálico o en joyas, y a través de una persona que acude directamente al domicilio de la víctima.

El objetivo de los estafadores es convencer a la víctima de que los hechos son reales. Para ello utilizan amenazas, presiones y hasta llegan a poner al teléfono a una persona haciéndose pasar por su familiar para que, entre lamentos, reclame el pago del dinero.

La llamada se prolonga durante bastante tiempo para evitar que la víctima pueda corroborar la veracidad de la información y conseguir un pago rápido.

Entre las pautas para evitar este tipo de extorsiones, la policía recomienda no descolgar llamadas que no se esperan con prefijo extranjero o con número oculto; desconfiar si le dicen que han secuestrado o detenido a un familiar, incluso si se pone otra persona o se escuchan voces de fondo; mantener la calma ante la presión y comprobar la información que le están aportando los falsos secuestradores.

También se advierte de no realizar ningún pago ni enviar dinero; no facilitar datos personales ni publicarlos en redes sociales, avisar a la Policía Nacional (091) e intentar localizar al supuesto secuestrado por otra línea, así como grabar la llamada maliciosa.

Etiquetas