Aragón

ALTO ARAGÓN - BIENES

Ángel Pérez, obispo de Barbastro-Monzón: "Estoy muy orgulloso de haber puesto voz a las 44 parroquias"

Señala que tras el juicio por los bienes solo queda "confiar en la justicia"

Ángel Pérez, obispo de Barbastro-Monzón: "Estoy muy orgulloso de haber puesto voz a las 44 parroquias"
Ángel Pérez, obispo de Barbastro-Monzón: "Estoy muy orgulloso de haber puesto voz a las 44 parroquias"
Á.H.

BARBASTRO.- El obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, manifestó ayer que "ahora, tan solo nos queda confiar en la justicia", tras el juicio celebrado el jueves y viernes pasados por la devolución de 111 obras que reclama el Obispado que preside al de Lérida. El prelado destacó "las innumerables muestras de afecto y de cercanía" que ha recibido con gran respaldo social y expresó que "siento mucha paz por el deber cumplido".

Al mismo tiempo, se mostró "muy satisfecho por haber agotado todas las vías posibles de diálogo y muy orgulloso de haber puesto voz a las 44 parroquias del Aragón oriental que tienen retenido su patrimonio artístico en el Museo de Lérida". Ángel Pérez declaró tras el obispo de Lérida, Salvador Giménez, en el juicio por vía civil iniciado por el Obispado de Barbastro-Monzón, que pasará a la historia eclesiástica por la declaración de tres obispos y la implicación de dos diócesis vecinas "enfrentadas" por el litigio que inició el obispo Ramón Malla, el 7 de agosto de 1998, con el primer recurso contra el Decreto del nuncio ante la Congregación para los Obispos.

En el tiempo, el litigio ha continuado con los obispos Ciuraneta, Salinas, Piris y Giménez, por parte catalana, mientras por Barbastro-Monzón afectó a los prelados Echebarría, Omella, Milián y Pérez. El Decreto "Ilerdensis-Barbastrensis, de finiun mutationes", del 15 de junio de 1995, por el que se transfirieron las parroquias de la zona oriental de la provincia, bajo administración de la Diócesis de Lérida hasta entonces, a la de Barbastro, marcó el inicio de estas diferencias entre ambas diócesis en la defensa por la propiedad del patrimonio.

El juicio ha quedado visto para sentencia y con toda probabilidad la parte perdedora presentará recurso ante la Audiencia Provincial de Huesca, según trascendió estos días.

Por tanto, el litigio por la devolución de los bienes se prolongaría más años por la vía civil, donde ya se llevó por parte de la Asociación Amigos del Museo de Lérida en el juicio celebrado en septiembre de 2010. La magistrada Beatriz Terrer, titular del Juzgado número 4, desestimó la demanda sobre la propiedad por usucapión de 88 de las 111 obras, basándose en las sentencias favorables de la Santa Sede. El recurso de apelación de Amigos del Museo tampoco fue favorable.

En dos ocasiones más, el litigio fue por la vía civil, aunque sin juicio oral. Una por iniciativa del Obispado de Barbastro-Monzón que presentó un exequatur en el Juzgado de Barbastro, en mayo de 2009, denegado por el juez Eduardo Bernués, cuya decisión avaló también la Audiencia Provincial de Huesca en marzo de 2011. Ahora queda la sentencia del juez Carlos Lobón, que podría dictarse en un par de meses. Las dos diócesis mantienen sus posturas respectivas de defensa de la propiedad de las obras de arte.

Etiquetas