Aragón

ALTO ARAGÓN - INTERVENCIONES DE LA GUARDIA CIVIL

Las condiciones meteorológicas “no especialmente adversas” disparan los rescates en montaña

El número de fallecidos ha disminuido de seis a tres desde el 1 de noviembre de 2018 al 30 de abril

Las condiciones meteorológicas “no especialmente adversas” disparan los rescates en montaña
Las condiciones meteorológicas “no especialmente adversas” disparan los rescates en montaña
S.E.

HUESCA.- Las condiciones meteorológicas "no especialmente adversas" de este invierno, con menos nieve de lo habitual y muchos días de sol, han influido decisivamente en el balance de intervenciones en montaña de la Guardia Civil en la provincia de Huesca en esta temporada, que se ha prolongado desde el 1 de noviembre de 2018 al 30 de abril de 2019. Y es que, el tiempo registrado durante estos meses ha animado a salir al monte a muchas más personas que si el tiempo no hubiera invitado a ello, y no todas ellas tenían preparación física o técnica acorde con la actividad elegida, lo que ha disparado el número tanto de operaciones de auxilio como de personas rescatadas.

Así, las intervenciones de los grupos de rescate de la Guardia Civil de montaña han aumento un 31 % (se han realizado 84 operaciones) y el número de personas rescatadas se ha incrementado un 37,3 % (han sido 125). De entre los auxiliados, la cifra de heridos ha sido un 29 % superior a la campaña anterior y el de ilesos, un 56 % superior.

El único dato estadístico que no se ha disparado, sino que al contrario ha disminuido, ha sido el de fallecidos al pasar de 6 a 3, es decir a la mitad.

Estas cifras fueron ofrecidas este miércoles en una rueda de prensa celebrada en Huesca en la que intervinieron la subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco; el teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, Francisco Javier Vélez; el jefe de las unidades de montaña de la Guardia Civil en Aragón y Navarra, el teniente Santiago Gómez; el comandante jefe de la Unidad de Helicópteros de la Comandancia, Santiago Gómez; y el delegado del Gobierno de Aragón en Huesca, José Luis Abad.

El tiempo registrado este invierno ha hecho que el esquí de montaña, que el invierno anterior había sido la actividad con mayor número de rescates, ocupe este año la tercera posición en la lista de actividades con más rescates (copando el 14,3 % de las operaciones), siendo el senderismo (con el 35,7% de las intervenciones) la primera actividad y la escalada en alta montaña, la segunda (21,4 %).

También las condiciones meteorológicas han influido en las causas de los rescates: el 37% han sido por tropiezos y caídas en el mismo nivel, el 16,6% por extravíos y el 9,5 % por enriscamiento y problemas físicas.

El 88 % de los rescates invernales han tenido como escenario el Pirineo, habiendo aumentado las operaciones de los grupos de Boltaña, Jaca y especialmente Benasque, y el 12 % la Sierra y los Cañones de Guara. Las intervenciones de los equipos de Panticosa y Huesca se han mantenido igual.

Francisco Javier Vélez ha incidido en que, frente a las dificultades con que tienen que lidiar los agentes de montaña en invierno como bajas temperaturas o niebla, la campaña invernal recién finalizada se ha caracterizado por no haberse registrado abundantes nevadas y porque los días con sol han sido "muy numerosos", lo que ha condicionado no solo el tipo de actividad sino el perfil del usuario y, por supuesto, el tipo técnico del rescate. Ello no significa que no haya habido operaciones complejas, como la llevada a cabo en la tarde-noche del pasado 19 de marzo en Peña Telera. Según ha detallado el teniente Santiago Gómez, dos montañeros que iban a hacer la Gran Diagonal de desorientaron y no sabían regresar al corredor. El rescate se hizo a pie y de noche, y el descenso incluyó varios rápeles. Todo ello hizo que tanto los montañeros (que resultaron ilesos) como los agentes estuvieran expuestos a peligros.

El teniente coronel Vélez ha concluido que el perfil del rescatado este invierno es varón (68% de los casos) de entre 41 y 50 años (27,20%), no federado (56%), sin guía profesional (96% ) y que iba en compañía. "Sólo hemos detectado que iba solo en el 8,3% de los casos", señaló el teniente coronel, quien puso el acento en que es aconsejable no salir nunca solo al monte. Añadió que el perfil del rescatado se completa con los datos de que tiene una sobreestimación de sus posibilidades (en el 54,6% de los casos), falta de nivel técnico (36,9 %) y falta de preparación física o carencia de planificación (35%).

Etiquetas