Aragón

ALTO ARAGÓN - VÍAS FERROVIARIAS

Un problema en la vía corta el tráfico del Canfranero que prevé reabrir este miércoles

La incidencia afectó a unos 50 pasajeros que tuvieron que realizar su viaje con un servicio alternativo por carretera

Un problema en la vía corta el tráfico del Canfranero que prevé reabrir este miércoles
Un problema en la vía corta el tráfico del Canfranero que prevé reabrir este miércoles
S.E.

HUESCA.- Unos cincuenta usuarios del Canfranero se vieron afectados este martes por una incidencia en la vía, que interrumpió el tráfico ferroviario entre Huesca y Canfranc desde por la mañana y hasta la noche.

Según informó Renfe, la previsión de Adif era restablecer la circulación este miércoles con normalidad, salvo por el primer tren del día que parte de Canfranc a las seis de la mañana, que tampoco llegará a salir por cuestiones de rotación de material.

En cambio, este convoy sí que pudo completar su recorrido este martes, de hecho, fue el único que consiguió hacerlo, ya que después, a las 10:45 horas, se detectó el problema en la estructura de la vía que obligó a cortar el tráfico. La incidencia se registró en tres puntos distintos del carril, entre los puntos kilométricos 63 y 66, localizados entre Sabiñánigo y Ayerbe, informaron fuentes de Adif.

Así, el servicio que partió de Zaragoza a las 8:55 horas ya no llegó a pasar de Ayerbe. Las cinco personas que iban en el convoy en ese momento completaron su itinerario por carretera, gracias al servicio puesto por Renfe que, a partir de entonces, estuvo funcionando el resto de la jornada.

Los técnicos de Adif estuvieron trabajando todo el día, primero valorando los daños y después reparándolos, para recuperar el tráfico ferroviario lo antes posible.

Desde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarios (Adif) no informaron del origen ni la causa del problema, pero sí confirmaron que los daños se produjeron en tres puntos diferentes de la vía.

No es ni mucho menos la primera vez que los usuarios del Canfranero se quedan en tierra y deben acabar su trayecto por carretera. En invierno, con la nieve y las heladas, es relativamente frecuente que haya retrasos u otro tipo de contratiempos en la línea.

El último incidente más grave ocurrió a finales del pasado mes de enero, cuando cerca de sesenta personas tuvieron que ser evacuadas al quedarse encallado por la nieve el convoy en el que viajaban entre Jaca y Canfranc. Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales, tan solo las molestias que conlleva el retraso y la controvertida situación.

Otro de los problemas que pueden afectar a la vía tiene que ver con los desprendimientos de roca y tierra, como el que se produjo en mayo del año pasado, entre Riglos y Santa María de la Peña.

En aquella ocasión el tráfico ferroviario estuvo interrumpido un día entre Ayerbe y Sabiñánigo. Y según informaron en su día fuentes de Adif, la causa del derrumbe fueron las intensas lluvias de la primavera. También esta vez el incidente se salvó sin daños personales.

Etiquetas