Aragón

ALTO ARAGÓN - CONFLICTO CON CATALUÑA

El Obispado de Huesca encarga el estudio para reclamar los bienes de las parroquias

Realiza la solicitud sobre la vía eclesiástica a un prestigioso canonista aragonés

El Obispado de Huesca encarga el estudio para reclamar los bienes de las parroquias
El Obispado de Huesca encarga el estudio para reclamar los bienes de las parroquias

BARBASTRO.- El Obispado de Huesca ha encargado a un prestigioso canonista aragonés el estudio para la posible reclamación por vía eclesiástica del frontal El Salvador de Berbegal (siglo XIII), dos tablas góticas (siglo XV) -La crucifixión, San Pedro y San Pablo- de la parroquia de Peralta de Alcofea y la portada románica de la antigua iglesia de El Tormillo, todas en Lérida.

El frontal es una de las obras más destacadas en el Museo de Lérida, las tablas ni siquiera se exponen y la portada se trasladó a la iglesia de San Martín.

El frontal y la portada son Bienes de Interés Cultural y las tablas góticas se catalogaron como Bienes Inventariados del Patrimonio de Aragón.

Según las fuentes consultadas por este periódico, el Obispado de Huesca optaría por la vía canónica, la misma que ha seguido el Obispado de Barbastro-Monzón desde que el Obispado de Lérida interpuso el primer recurso contra el decreto del Nuncio Lajos Kada ante la Congregación para los Obispos, el 7 de agosto de 1998. Las sentencias fueron favorables a Barbastro-Monzón pero la falta de cumplimiento ha llevado a reclamar las 111 obras por vía civil con juicio oral celebrado hace una semana en Barbastro.

El frontal de Berbegal está entre las referencias durante el juicio, aunque nada se dijo de las tablas góticas ni de la portada románica.

Obdulia Gracia, alcaldesa de Peralta de Alcofea, manifestó que "sentía una sana envidia por la decisión del obispo Ángel Pérez frente al mutismo y falta de noticias del obispo Julián Ruiz que no ha atendido la petición de reunirse conmigo. Ahora no queda tiempo porque el domingo finalizará mi trayectoria de alcaldesa pero la reclamación del patrimonio seguirá vigente".

Las acciones de los alcaldes de Peralta de Alcofea y de Berbegal para recuperar las obras -en las dos últimas legislaturas- no salieron adelante porque no son propietarios de las obras y tampoco pueden reclamarlas. En cambio, sí puede hacerlo el Obispado de Huesca con documentos que acreditan la propiedad.

La posible decisión de iniciar acciones por la vía canónica sería una muestra del interés por recuperar el patrimonio de las dos parroquias altoaragonesas.

Además, por iniciativa propia, los alcaldes informaron de la situación a la Santa Sede en varias ocasiones, ante la Congregación para los Obispos, Rota Romana y su promotor de Justicia. La última vez recibieron respuesta informativa con indicaciones para la realizar la demanda, incluso lista de canonistas expertos pero la decisión es del Obispado de Huesca.

Jorge Español, abogado experto en reclamar el patrimonio aragonés (Villanueva de Sijena y colaborador en el litigio de Barbastro-Monzón), señaló que, "a diferencia de las parroquias de Barbastro-Monzón, las piezas de Berbegal, Peralta y El Tormillo son las únicas cuya propiedad está atestiguada y reconocida por el Obispado de Lérida. En las acciones que iniciamos con los alcaldes localicé el importante documento firmado por Torent López de Lamadrid, abogado del Obispado de Lérida, entre el expediente de la resolución Mieras, donde reconoce la propiedad a favor de las tres parroquias del Obispado de Huesca. Situación que no se daba con las de Barbastro-Monzón. En mi opinión, no sería necesario iniciar un largo pleito canónico".

En este sentido, "aquí no hay que reclamar la propiedad porque ya está reconocida, por lo que es necesario levantar el depósito en el Museo de Lérida, y solo depende de las parroquias propietarias. Creo que el proceso por vía canónica no serviría para mucho".

Por otra parte, "iniciarlo a sabiendas de que las resoluciones eclesiásticas no vincularán nunca al Consorcio del Museo, me parece una pérdida de tiempo. Es distinto si las obras estuvieran el Palacio Episcopal pero siguen en un museo civil del que el Obispado de Huesca no puede sacarlas. Lo mismo que pasa a Barbastro-Monzón".

A efectos prácticos, "no servirá de nada mientras el Obispado siga entre los patronos del Consorcio. En todo caso, habría que instar y en eso coincido con mi compañero Joaquín Guerrero, una demanda civil para obligar al Consorcio a devolverlas. El Obispado de Lérida no puede declararse dueño de las obras porque cometería un presunto delito de apropiación indebida tras reconocer la propiedad del Obispado de Huesca". Por último, opinó que "habría que seguir el modelo de pleito de las pinturas murales de Sijena que están en depósito en el Museo Nacional de Arte de Cataluña".

Etiquetas