Aragón

ALTO ARAGÓN - AGRICULTURA

Un dron obtiene imágenes para estudiar terrenos de viñedos

Técnicos de una firma que trabaja para el CSIC escanean suelos en Barbenuta

Un dron obtiene imágenes para estudiar terrenos de viñedos
Un dron obtiene imágenes para estudiar terrenos de viñedos
M.P.

SABIÑÁNIGO.- Bodegas Balminuta, con viñedos en Barbenuta (municipio de Biescas), participa en un estudio con un dron que escanea elevaciones del Pirineo en alta resolución con una técnica pionera Europa. Técnicos de la empresa 3DScanner de Zaragoza que trabajan para el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) se desplazaron ayer hasta Barbenuta para realizar un escaneo del terreno donde se encuentra una plantación de viñedos de Balminuta, a 1.200 metros de altura.

El escaneo lo llevó a cabo un espectacular dron equipado con cámaras en todo el espectro visible que sobrevoló la zona "y cuyo uso supone toda una revolución en la materia", explicó Pilar García, de Balminuta. Este proyecto forma parte de un plan de investigación que desarrolla el CSIC con la colaboración de estas Bodegas para descubrir más información sobre tipos de uva autóctonas en el Pirineo.

"El escaneo de la zona supondrá un nuevo impulso para la investigación, puesto que servirá para prever el comportamiento de las aguas de lluvia, entre otros factores que influyen en la evolución y desarrollo de los cultivos". La técnica con dron que se ha utilizado es una de las últimas innovaciones para obtener un modelo digital de elevaciones en alta resolución de un terreno en alta montaña. "Generalmente las fotografías aéreas que se pueden obtener con un dron no tienen demasiada resolución, y para el estudio del drenaje y de las composiciones de los suelos cuanta más resolución tengan las fotografías, mucho mejor. El dron que han traído tiene la máxima resolución que se puede obtener en fotografías de este tipo de vuelos y da una información muy detallada de los suelos".

La información que se obtenga "ayudará, cuando haya tormentas fuertes, a prever por dónde va a ir la escorrentía del agua y poder modificar el suelo con drenajes en la parcela, éste sería el objetivo del estudio. Estos datos los tendrá el CSIC en una base con distintos cultivos en Aragón, desde zonas muy bajas a zonas altas como nuestros viñedos".

Pilar García se congratula por participar en este estudio "porque vamos a tener una información de nuestros suelos que nos puede ayudar a conocer mejor nuestras parcelas, y también de cara a futuras plantaciones. Esta es una manera de contribuir también en la investigación para tener una base de datos al servicio de todo el mundo. Además, conocer los suelos de la alta montaña puede ser interesante para cualquier agricultor cuando se está tendiendo a plantaciones de más altura".

Etiquetas