Aragón

ALTO ARAGÓN

La osa Sorita podría haber perdido a sus dos cahorros

El nacimiento de los oseznos fue el primero en 15 años en el Pirineo central

La osa Sorita podría haber perdido a sus dos cahorros
La osa Sorita podría haber perdido a sus dos cahorros
MTES

HUESCA.- Sorita, una de las dos osas eslovenas reintroducidas por Francia en el Pirineo central el pasado otoño, podría haber perdido a sus dos cachorros, ha informado este miércoles la Oficina Nacional de la Caza y la Fauna Salvaje (Oncfs) de Francia en un comunicado.

Los datos recopilados por los agentes de campo que se ocupan del seguimiento de la hembra apuntan a la "probable desaparición" de los dos crías, víctimas de un oso con el que fue vista la madre el pasado 8 de mayo, agregan las mismas fuentes.

La primera vez que se tuvo constancia de los oseznos fue el 17 de abril, cuando fueron detectados por los técnicos en la zona de Luz-Saint-Sauveur, en el departamento francés de Altos Pirineos. Desde entonces, Sorita y sus hijos han sido monitoreados por el Estado y la Oncfs para garantizar la seguridad de los animales. Su nacimiento fue el primero en el Pirineo occidental en quince años, desde el de Canelito, al que actualmente se le sitúa en el Pirineo central.

El pasado 1 de mayo fue la última vez que hubo indicios de la presencia de los pequeños oseznos, cuando los agentes tomaron huellas dactilares dejadas por la madre y sus cachorros en la nieve.

En los días siguientes, la hembra realizó grandes desplazamientos, con fuertes desniveles y de corta duración, unos movimientos no muy compatibles con la capacidad limitada de los cachorros de solo unos meses de edad, que alertaron a los técnicos de la Oncfs.

Poco después, una investigación realizada por los agentes de campo reveló la presencia de un oso cerca de Sorita, probablemente un macho adulto. Finalmente, el 8 de mayo, estos mismos agentes pudieron observar con unos prismáticos a la hembra acompañada del oso a poca distancia, sin que se hallara evidencia de las crías.

"Estos elementos permiten avanzar en la hipótesis de la desaparición de los dos cachorros de Sorita, probablemente asesinados a principios de mayo por el macho presente en el mismo sector", señalan desde la Oncfs, y añaden que se están realizando investigaciones de campo para confirmar la información.

Según fuentes oficiales, en los Pirineos tres de cada cuatro cachorros sobreviven a su primer año de existencia. Esta tasa de supervivencia, bastante alta en comparación con otras regiones, deja la posibilidad de muchos accidentes para las crías jóvenes. Entre las causas comunes de mortalidad observadas en la naturaleza, la depredación por un oso macho, diferente del padre genético, es una constante en la población (20 % de las muertes de cachorros).

Respecto a Claverina, la otra osa eslovena que fue liberada el pasado otoño en el Pirineo francés, de la que también se dijo en un primer momento que podría estar preñada, los expertos descartan este supuesto, a tenor de sus largos y rápidos desplazamientos.

Esta es una de las osas que más atormenta a los ganaderos, ya que se le atribuyen siete ataques con el resultado de ocho ovejas muertes en el valle del Roncal y otra oveja muerta más en la región francesa de Larrau. De momento, no hay constancia de que haya atacado en el Pirineo altoaragonés, aunque su última localización, la pasada madrugada del martes, la sitúa en la cabecera del valle de Hecho, donde pastores y ganaderos ya han sido alertados.

Etiquetas