Aragón

ALTO ARAGÓN - AGRICULTURA Y GANADERÍA ECOLÓGICA

La agricultura ecológica reivindica que se reconozca su peso en el sector

Antonio Artal preside el renovado CAAE, con presencia altoaragonesa

La agricultura ecológica reivindica que se reconozca su peso en el sector
La agricultura ecológica reivindica que se reconozca su peso en el sector
S.E.

HUESCA.- Lograr una mayor promoción y divulgación de la agricultura ecológica es uno de los objetivos que se ha marcado la nueva Junta Rectora del Comité Aragonés de Agricultura Ecológica (CAAE), constituida esta semana con la lista de candidatos consensuada entre las cuatro organizaciones agrarias con presencia en Aragón: Uaga, Asaja, Araga y UPA.

Antonio Artal es el nuevo presidente del Comité, en sustitución de José Miguel Sanz (que estuvo ocho años en el puesto), al que acompañan en el equipo directivo cuatro productores: la altoaragonesa Esther Ciria, Rafael Nasarre, Enrique Arceiz y Javier Alfranca; y cuatro empresas: Hacienda ecológica Ecostean (del Somontano), Silos Canfranc, SAT Ara Calibre y Lácteos Torre del Conde.

Antonio Artal, responsable del sector de agricultura ecológica de Uaga, agricultor ecológico desde hace 24 años y socio fundador de la empresa Ecolécera (en la localidad zaragozana de Lécera), explica, en declaraciones a este periódico, cuáles son las principales demandas del sector. Aclara que el concepto de agricultura y ganadería ecológica va más allá de producir sin usar agentes químicos. A su entender, "es una filosofía, una forma de vida, es mirar también el entorno que nos rodea" y pone como ejemplo que "no tiene mucha razón de ser que comamos kiwi ecológico de Nueva Zelanda cuando lo tenemos en Murcia, Granada o Asturias, porque al final contaminamos con el transporte y supone un gasto de energía", manifiesta.

En sus primeras declaraciones como presidente del CAAE, Artal ha pedido al consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, más apoyo del Gobierno aragonés para la promoción y divulgación de la agricultura ecológica. "Representamos a más de 800 operadores y cultivamos 62.000 hectáreas. Sin ser una Denominación de Origen, contamos con más superficie que cualquier D.O., por eso debemos que intentar tener el mismo peso que una D.O.", destaca.

Añade que "62.000 hectáreas son muchas hectáreas como para no tener una marca de calidad diferenciada como agricultura ecológica". En este sentido, subraya que esta cantidad de hectáreas es superior a la que puedan tener Denominaciones de Origen u otras producciones con algún sello diferenciador.

Por ello, considera que los retos que quiere abordar el nuevo Comité de Agricultura Ecológica pasan por acciones de "promoción e información" sobre este tipo de producciones y centradas en Aragón, ya que -destaca- "tenemos Zaragoza, que es la quinta ciudad de España".

En este capítulo de difusión, también entiende importante promocionar eventos ligados a la agricultura ecológica, como ferias específicas o relacionadas con la gastronomía.

Aunque reconoce que la demanda y, por lo tanto, el consumo de productos ecológicos han ido en aumento, Antonio Artal estima que también es preciso buscar mercados en los que comercializar la producción. "Aragón no puede consumir todo el producto que se hace aquí y, por lo tanto, hay que salir a buscar mercados al exterior y a otras comunidades autónomas, porque el crecimiento va despacio, pero va", afirma Artal, que insiste en que "hay determinados productos que tienen que salir fuera porque no tenemos capacidad de absorberlos".

GANADERÍA

Otra reivindicación que no quiere dejar pasar son las dificultades a las que se enfrenta la ganadería ecológica a la hora de sacrificar sus reses, ya que "hay ganaderías que tienen que salir fuera de Aragón para matar, y esto es lamentable".

Para poder sacrificar ganado ecológico, un matadero tiene que estar certificado y cumplir unas condiciones que garanticen que no haya contaminación cruzada. Por ello, señala que "hay que hablar con la administración para ver cómo se pueden generar mataderos para ganadería ecológica".

También la agricultora altoaragonesa Esther Ciria pone el acento en las dificultades de la ganadería ecológica, al tiempo que considera que la agricultura ecológica en Aragón se encuentra en un "momento favorable" para lograr un mayor despegue.

Esther Ciria, que repite en la Junta Rectora del CAAE, quiere resaltar los perfiles de los componentes del renovado Comité que, a su juicio, son idóneos para conformar un equipo de trabajo para llevar a cabo actuaciones a favor del sector. "La agricultura ecológica está consolidada pero podemos tener más desarrollo", apunta Esther Ciria, que cree que el hecho de ser mujer también supone una aportación extra a su trabajo en el Comité.

Por último, el presidente del Comité Aragonés de Agricultura Ecológica recuerda que los productos ecológicos tienen que pasar exhaustivos controles (que empiezan en el campo y continúa en el proceso de transformación y la cadena alimentaria) para obtener la certificación que los acredite como tales, que en Aragón se encarga de corroborar el Comité y empresas certificadoras, para que las producciones obtengan el logotipo del CAAE, además del de Europa.

Etiquetas