Aragón

ALTO ARAGÓN - METEOROLOGÍA ESTIVAL

Arranca un verano caluroso y con alto riesgo de incendios

La Aemet prevé temperaturas por encima de la media para los próximos meses

Arranca un verano caluroso y con alto riesgo de incendios
Arranca un verano caluroso y con alto riesgo de incendios
S.E.

HUESCA.- El verano que comienza este viernes será previsiblemente más caluroso de lo normal, con temperaturas por encima de la media de referencia, y tras una primavera especialmente seca, que aumenta el riesgo de incendios en la provincia.

Así lo anunció este jueves el director territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rafael Requena, en una entrevista con este periódico en la que avanzó que la verdadera cara del calor se conocerá la semana que viene, cuando los termómetros podrían alcanzar los cuarenta grados de máxima y las mínimas sean igualmente significativas.

"A partir del fin de semana las temperaturas empiezan a subir de forma drástica y generalizada", indicó Requena, quien apuntó que en las localidades pirenaicas se podría llegar a los 34, 37 y 40 grados, mientras que en el resto de la provincia los pronósticos marcan temperaturas de 36, 39 y 42 grados de máxima.

Las mínimas también serán considerablemente altas, de modo que se avecinan unas noches difíciles para conciliar el sueño, advirtió el experto.

De momento, el tiempo ha dado una tregua con la llegada de un frente que está dejando lluvias y tormentas en el Pirineo oscense. La Aemet activó este jueves la alerta amarilla por ambos fenómenos y el aviso se mantiene este viernes hasta las ocho de la tarde, con una precipitación acumulada en 12 horas de 40 litros por metro cuadrado.

Según Requena, son las únicas lluvias confirmadas en los próximos días, ya que en la predicción estacional para junio, julio y agosto no hay tendencias de precipitaciones, observó.

En cambio, las previsiones en cuanto a temperaturas para estos meses sí arrojan datos llamativos, como lo es tener un verano más caluroso de lo normal.

En el Alto Aragón, las comarcas del sur serán las más afectadas por el aumento de temperaturas, especialmente el Bajo Cinca, Los Monegros, la Hoya de Huesca, La Litera, Somontano y Cinca Medio. No obstante, en el Pirineo, Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza también sufrirán los estragos del calor, aseguró el meteorólogo.

MAYOR RIESGO DE INCENDIOS

En este contexto, Requena consideró que el riesgo de incendios este verano podría ser "mayor", atendiendo a la situación de sequía meteorológica, a la previsión de temperaturas más altas de lo normal para los próximos meses, que agudizan a la baja la humedad relativa del suelo.

"Vamos a estar en un nivel de alerta máxima, porque la humedad del suelo está bajo mínimos, estamos en pleno arranque de la cosecha de cereal y se avecina una fuerte ola de calor", advirtió, al tiempo que apuntó que será un "verano difícil en cuanto a incendios". En este sentido, resaltó que la meteorología desempeña un papel fundamental en la campaña. "Cuanto más altas son las temperaturas mayor es el riesgo de incendios y cuanto menor es la humedad mayor probabilidad hay de siniestros". Por su parte, el viento es "un elemento fundamental como propagador del fuego" y las tormentas son "la causa natural más frecuente en un incendio por las descargas eléctricas que generan".

PREVENCIÓN

Para evitar los incendios por la actividad humana, se recomienda no tirar colillas al suelo ni basuras que puedan favorecer un siniestro, no encender hogueras en el campo, avisar al 112 si se observa un incendio, mantener limpios los caminos y carreteras, contar con matachispas en las chimeneas, evitar excesiva frondosidad o vegetación cerca en los jardines y mantener limpios tejados y chimeneas.

Durante la época de peligro están prohibidas las quemas agrícolas a menos de cuatrocientos metros del monte y se debe evitar trabajar con radiales, soladuras u otra maquinaria que pueda producir chispas en los días de máxima alerta en las cercanías de masas forestales.

A los agricultores que trabajen con cosechadoras, que suponen una causa importante de incendios, se les aconseja mantener en buen estado la maquinaria, realizar una pasada permetral, avanzar contra la dirección del viento y portar extintor y batefuegos.

ADIÓS A LA SEXTA PRIMAVERA MÁS SECA DEL SIGLO XXI

La primavera que termina ha sido la sexta más seca del siglo XXI, con un quince por ciento menos de lluvias de lo normal entre marzo y mayo, de modo que de nuevo España está en situación de "sequía meteorológica", informa la Agencia Estatal Meteorológica (Aemet).

En la provincia, el responsable de la delegación aragonesa de la Aemet, Rafael Requena, observó que salvo abril, el resto de los meses primaverales han sido escasos en cuanto a lluvias, lo que ha favorecido la sequedad de los montes y la baja humedad del suelo e incrementa el riesgo de incendios.

En su conjunto, las precipitaciones presentan en este periodo un promedio de un 15 % menos de lluvia (25 litros).

En la provincia de Huesca el mes de marzo fue muy seco, mientras que abril fue en general húmedo y mayo volvió a ser seco, excepto en el Pirineo que fue ligeramente húmedo, según el avance climatológtico de la Aemet.

En lo que va de año agrícola (desde el 1 de septiembre hasta el 31 de mayo) el volumen de precipitaciones se considera normal, apenas un 1 % menos que en la media del conjunto, con un déficit promedio de 37 litros para todo Aragón, aunque Requena incidió en la "dicotomía" norte-sur que presenta la distribución de la lluvia, con un 42 % menos en Aragüés del Puerto y un 45 % más en el Observatorio de Teruel y en La Almunia.

A nivel nacional, desde la Aemet señalaron que estamos en "el tercer año hidrológico y natural más seco del siglo XXI". De acuerdo con el valor del Índice de Precipitación Estandarizado (SPI) se puede hablar de sequía en España en las provincias de Huesca, así como en La Coruña, Burgos, Vizcaya, en el sur de Castilla y León, la Comunidad de Madrid, Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha, el tercio occidental de Andalucía, norte de Tenerife y La Palma.

Etiquetas