Aragón

ALTO ARAGÓN - SINDICATOS AGRARIOS

Joaquín Solanilla: "Apostar por el oso supone echar el cerrojo a la ganadería en el Pirineo"

El secretario provincial de Uaga denuncia que en 18 años han desaparecido más del 60 % de las explotaciones de ovino

Joaquín Solanilla: "Apostar por el oso supone echar el cerrojo a la ganadería en el Pirineo"
Joaquín Solanilla: "Apostar por el oso supone echar el cerrojo a la ganadería en el Pirineo"
D.A.

HUESCA.- En los últimos dieciocho años han desaparecido más del 60 % de las explotaciones de ovino en Aragón, perdiéndose en el camino más de un millón de ovejas. Son datos oficiales del Ejecutivo autonómico, que el secretario provincial de Uaga Huesca, Joaquín Solanilla, recuerda para denunciar la "complicada subsistencia" de la ganadería extensiva.

En este panorama, Solanilla se refiere a la reintroducción del oso como "la puntilla definitiva" al sector. La presencia del plantígrado es "una amenaza para la continuidad de nuestro oficio. Estamos indefensos y nuestros animales expuestos a un peligro constante", subraya, al tiempo que se pregunta que, con esta amenaza, qué joven va a querer dedicarse a la ganadería extensiva en las comarcas pirenaicas.

En este sentido, recuerda que en el norte de la provincia apenas viven 69.000 personas, tan solo el 5,26 % de la población total de la comunidad autónoma, y sin embargo, gestionan el vasto territorio que comprenden Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza.

Destaca que el sector agrario es "una de las principales actividades económicas en esta zona y la ganadería extensiva es una pieza clave". Resalta los beneficios medioambientales que genera el sector, como la limpieza y mantenimiento de los montes, o su contribución contra los grandes incendios.

Pero esta actividad milenaria está "en serio peligro de extinción", lamenta. Entre otros problemas, cita la rentabilidad de las explotaciones, "el precio que percibimos por nuestro producto es igual al de hace 20 años, mientras que los gastos de producción van aumentando cada año".

En este escenario, que la administración apueste por la reintroducción del oso "supone echar el cerrojo a la actividad ganadera en el Pirineo", afirma, y critica que las ayudas del Ejecutivo "no sirven ni como parches".

Por último, considera que "el Gobierno de Aragón, el Ministerio de Agricultura y la Unión Europea deberían apostar por los ganaderos, por las personas que residen en el territorio".

Etiquetas