Aragón

ALTO ARAGÓN - TRÁFICO DE DROGAS

Piden diez años de cárcel para un grupo de narcos con bases en Jaca y Sabiñánigo

Se les acusa de pasar droga desde Marruecos y llevarla a Francia a través de los Pirineos

Piden diez años de cárcel para un grupo de narcos con bases en Jaca y Sabiñánigo
Piden diez años de cárcel para un grupo de narcos con bases en Jaca y Sabiñánigo
P.S.

HUESCA.- La Audiencia Provincial juzga desde el lunes a los nueve componentes de un grupo supuestamente dedicado a pasar droga a través de la frontera pirenaica. La Fiscalía reclama para cada uno de ellos una pena de diez años por un delito contra la salud pública. La banda fue desarticulada en un operativo establecido entre 2015 y 2016. Se suministraba de cannabis en la localidad malagueña de Estepona y contaban con bases de parada en Sabiñánigo y Jaca. En la capital jacetana, la Policía Nacional y la Guardia Civil localizaron un coche estacionado en un garaje en el que hallaron 646 kilos de hachís en 24 fardos.

Según los investigadores, el grupo pasaba la droga desde Melilla a la Costa del Sol, donde los fardos eran cargados en vehículos de transporte de alta gama para cruzar la Península en una caravana de varios coches hasta tierras altoaragonesas en viajes que son conocidos en la jerga policial como "fast go". En este sistema delincuencial, la droga se transporta en un vehículo y los ocupantes del resto se dedican a escolta, vigilancia y aviso de posibles controles o detección de vigilancia.

Una vez con los cargamentos en tierras altoaragonesas, esperaban que no hubiera controles fronterizos o a momentos de cambio de equipos de vigilancia para entrar la droga en Francia.

Cabe señalar que los transportes fronterizos sospechosos se detectaron a raíz de los atentados de París en noviembre de 2015. En las semanas posteriores y a petición de las autoridades francesas se reforzaron los controles en los pasos hispanofranceses.

En su escrito provisional de calificación, el ministerio público señala que los acusados, ocho hombres de nacionalidad francesa y de origen marroquí así como una mujer española domiciliada en Melilla, "formaban una estructura criminal perfectamente organizada encargada de efectuar viajes exprés atravesando la geografía española con rapidez con el fin de abastecerse de sustancia estupefaciente (hachís) en diversos territorios del sur de España y transportaba hasta Francia, lo que constituiría su destino final".

Explica además que "la estructura empleada para transportar sustancia estupefaciente tenía un claro y evidente reparto de tareas, funciones y roles".

De acuerdo a las investigaciones policiales, la ciudadana española se encargaba de contratar los alojamientos en hoteles, así como suscribir y firmar contratos de arrendamiento de viviendas en régimen de alquiler vacacional por cortos periodos de tiempo. En Sabiñánigo -precisa la Fiscalía- contrató dos plazas de garaje y en Jaca, un inmueble.

Seis de los integrantes del grupo eran los encargados del transporte de la droga y otros dos, del abastecimiento en Estepona y el alojamiento en esta ciudad.

Etiquetas