Aragón

ALTO ARAGÓN - AGROALIMENTARIO

José Víctor Nogués: “Si alguien hace algo por la España vaciada son las cooperativas agrarias”

El presidente de las Cooperativas Agroalimentarias de Aragón reivindica el papel del cooperativismo en el medio rural

José Víctor Nogués: “Si alguien hace algo por la España vaciada son las cooperativas agrarias”
José Víctor Nogués: “Si alguien hace algo por la España vaciada son las cooperativas agrarias”
Á.H.

ESTADILLA.- "La adaptación a cada momento, en todos los tiempos, es la clave para llegar a cien años como han conseguido los agricultores y ganaderos de la Cooperativa San Lorenzo en Estadilla", manifestó José Víctor Nogués, presidente de las Cooperativas Agroalimentarias de Aragón, quien asistió el pasado lunes a los actos conmemorativos de la efemérides.

El empresario monegrino, que es máximo referente en el sector, señaló que a nivel general "en el último siglo se pasaron malos momentos en todas las cooperativas aragonesas, aunque la capacidad de regenerarse y de hacer cosas ha sido el éxito, por los principios cooperativistas".

En el censo aragonés -apuntó- "hay bastantes cooperativas centenarias, similares a San Lorenzo, y es buena señal. En el mundo agrario reivindico siempre el papel y protagonismo de los pueblos pequeños como Estadilla. La mayoría de empresas con 50 años de trayectoria somos cooperativas y es importante reivindicarlo ante Europa y la Administración, porque si alguien hace algo, que es mucho, por la España vaciada, son las cooperativas agrícolas y ganaderas". En este sentido dijo que "son las que de verdad reinvierten todos los beneficios en el territorio. En la provincia de Huesca hay cooperativas comarcales muy significativas, entre ellas Monegros en Sariñena, de la que soy presidente. En las comarcas donde hay cooperativas importantes, el desarrollo de los agricultores y ganaderos es diferente y los efectos se notan en pueblos, que son testimonios vivos".

Opinó que la clave de "aguantar el tipo" durante un siglo o más, "está en las personas y en los principios cooperativos. De alguna manera, hay que transmitir a las nuevas generaciones que el corto plazo no es buena gestión, hay que hablar y actuar a medio y largo con gestiones responsables, transparencia de gestión, sobre todo claridad y principios cooperativos. Son los aspectos y objetivos principales para que una empresa dure más de 100 años".

A partir del siglo XXI, las claves de continuidad en el sector pasan por "adaptarse a nuevos tiempos y las nuevas tecnologías. Sobre todo, filosofía cooperativa. Hay que inculcarla ya que, por desgracia, el corto plazo se nos come y, a veces, ir con prisas está en contra de nuestro modelo". La modernización en el sector es fundamental. "Estamos en ello, vamos poco a poco, necesitamos gente joven, mujeres y, sobre todo, mandos intermedios", dijo.

En esta línea explicó que "una de las reivindicaciones principales es la Formación Profesional de mandos intermedios con capacidad para tomar decisiones porque, en demasiadas ocasiones, tenemos muy buenos gerentes y trabajadores pero en la cadena intermedia hay bastantes defectos". Al mismo tiempo, reclamó que "el papel vertebrador de las cooperativas tenga un espacio en la política de la Administración. O sea, que nos pongan como empresas con responsabilidad en el medio rural".

En cuanto a la política de precios, señaló que "como agricultores buscamos los precios pero con criterios cooperativistas tenemos que buscar ese precio que no se valora, la gestión, seguridad de cobro, el que de verdad tengas tu casa... ¿Eso en qué lugar del precio se pone? A veces, los últimos céntimos del euro no van a tu cuenta de resultados sino lo que puedes dejar a hijos y nietos".

Respecto a las previsiones de la campaña de cereal, según indicó, "tenemos luces y sombras. El secano ha ido muy mal en Monegros, pero en La Hoya y Somontano las cosas van bastante mejor. Se puede decir que en cereales hay luces y sombras propias de una provincia muy grande, donde los rendimientos en secano son muy diferentes".

Etiquetas