Aragón

ALTO ARAGÓN - RESCATES EN MONTAÑA

La Guardia Civil suma siete nuevos rescates en tres días en la provincia de Huesca

Un escalador no llevaba casco y un vecino francés prefirió no ser atendido en el centro hospitalario

La Guardia Civil suma siete nuevos rescates en tres días en la provincia de Huesca
La Guardia Civil suma siete nuevos rescates en tres días en la provincia de Huesca
G. C.

HUESCA.- La Guardia Civil de Montaña ha practicado varios rescates en la provincia de Huesca en apenas dos días. En la jornada de este jueves, auxilió a un escalador francés, de 65 años de edad, que había sufrido un golpe en la cabeza, al alcanzarle una piedra y no llevar casco.

Fue un compañero de actividad quien comunicó lo sucedido, a las 8:40, en la central 062 de la Guardia Civil de Huesca. Según fuentes oficiales, ambos se encontraban realizando una actividad en la base de la Pared del Tubo, en el término de Panticosa, al inicio de la vía de escalada  "Pa tí es la vía".

Especialistas del Ereim, la Unidad Aérea y un médico del 061 acudieron hasta la base de dicha pared y el facultativo le dispuso un collarín, tras observar que podía presentar un traumatismo craneal.

Después, se le introdujo en una camilla y fue izado hasta la aeronave, y desde allí trasladado a la Helisuperficie de Panticosa, donde el rescatado fue transferido al helicóptero del 112 para su posterior traslado a un Hospital de Zaragoza para un examen mas exhaustivo.

EN ESTE ENLACE PUEDES VER UN VÍDEO DEL RESCATE DEL ESCALADOR

A las 13:15 de ese mismo día, se recibió otro aviso en la misma central, en el que se informaba de que una persona que iba en grupo había sufrido una lesión en su rodilla derecha mientras ascendía al Pico Robiñera, en el término de Bielsa, y no podía continuar la marcha. Se trataba de una vecina de Zaragoza, de 22 años de edad.

El Greim de Boltaña, la Unidad Aérea con base en Benasque y un médico del 061 que acudieron al lugar, donde el facultativo determinó que podía presentar un esguince en su rodilla, por lo que mediante un apoyo parcial fue introducida en la aeronave y evacuada hasta la Helisuperficie de Boltaña. Una vez allí se trasfirió a una ambulancia convencional que la llevó al Centro de Salud de Ainsa para cuidados.

SE NIEGA A SER ATENDIDO EN ESPAÑA

Un guía de barrancos avisó este miércoles, en la Central 062 de la Guardia Civil, en torno a las 14; 45, de que un cliente suyo, un francés de 53 años, se había torcido un tobillo mientras se encontraban en el Barranco Estaroniello, en el término de Puértolas.

Inmediatamente se activó a especialistas del Greim de Boltaña, Unidad Aérea con base en Benasque y médico del 061 que, tras sobrevolar la zona, localizó al grupo de barranquistas junto al accidentado, y con un primer ciclo de grúa descendieron uno de los especialistas y el médico.

Tras un primer examen, el facultativo determinó que se podía tratar de un esguince de tobillo por lo que fue trasladado en la aeronave a la Helisuperficie de Boltaña.

Una vez allí, al solicitar una ambulancia para ser llevado a un hospital, la persona rescatada se negó a ser atendido en un Centro Hospitalario de España, por lo que firmó su alta voluntaria y manifestó que un familiar suyo lo trasladaría a un Centro en Francia.

CUATRO EVACUADO EL MARTES

El martes, un vecino de Albacete, de 57 años, se lesionó un gemelo, al sufrir una caída cuando ascendía al Pico Aneto, en el término de Benasque, junto a otros tres acompañantes. El accidente tuvo lugar entre el Portillon inferior y el Superior por el lado del Glaciar del Aneto, y ya no pudo continuar la marcha.

El hombre fue auxiliado por especialistas del Greim de Benasque, la Unidad Aérea con base en esa localidad y la médico del 061, y evacuado hasta la helisuperficie.

Por otro lado, un vecino de Zaragoza, de 20 años de edad, que realizaba un recorrido en BTT por la pista forestal de Castiello de Jaca a Cenarbe se cayó mientras descendía, y aunque no sufrió lesiones graves no podía continuar debido a un fuerte golpe en la cadera izquierda. El accidentado se encontraba con un compañero, el cual facilitó la ubicación por medio del teléfono móvil

Miembros del Sereim de Jaca le encontraron gracias a la ubicación enviada por teléfono, le atendieron en el mismo lugar y le evacuaron hasta el Hospital de la capital jaquesa para pruebas y cuidados.

La labor de la Guardia Civil no quedó ahí. Una vecina de Madrid, de 69 años, sufrió una caída y, posiblemente, una fractura de muñeca, mientras bajaban del Pico Rusell hacia el refugio de Llauset, en Benasque, e inmediatamente se activó el operativo de rescate de la zona.

Tras culminar la operación de socorro, se evacuó a la mujer en ambulancia convencional al Hospital de Barbastro para ser sometida a pruebas radiológicas.

Por último, se avisó a la Guardia Civil de que un varón de 66 años, de Valencia, podría haber sufrido un infarto, cuando practicaba senderismo junto a otras cuatro personas en las inmediaciones del Chorro de Pinarra, en el término de Bielsa.

Se activó inmediatamente a especialistas del Greim de Boltaña, con tripulación de la Unidad Aérea con base en Benasque y el médico del 061, y fue evacuado mediante ambulancia, primero, y helicóptero del 112, después, a un centro hospitalario.

Etiquetas