Aragón

ALTO ARAGÓN - OLA DE CALOR

La ola de calor eleva el riesgo de incendios en la provincia de Huesca

El nivel naranja por peligro de fuegos llega a todas las comarcas y se torna amarillo en el Pirineo

La ola de calor eleva el riesgo de incendios en la provincia de Huesca
La ola de calor eleva el riesgo de incendios en la provincia de Huesca
D.A.

HUESCA.- La segunda ola de calor del verano viene con temperaturas que podrían alcanzar los 39 grados en el sur de la provincia, mínimas sorprendentes en el Pirineo, como los 18 grados registrados la noche del domingo al lunes en la estación de Panticosa, y bastante preocupación en el campo por el elevado riesgo de incendios.

Según el informe diario de la Dirección General de Gestión Forestal, la alerta naranja por peligro de siniestros se extiende desde este lunes y durante los próximos días por toda la geografía altoaragonesa, excepto en la zona pirenaica, donde la parte más septentrional se encuentra en aviso amarillo.

Así, existe una "alta probabilidad de ignición y alta velocidad e intensidad del fuego" en la Hoya de Huesca, Somontano, Cinca Medio, La Litera, Los Monegros y Bajo Cinca, donde la alerta es naranja desde el lunes y hasta este miércoles.

También está activado el aviso naranja en Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza, pero no afecta a todo el territorio, ya que la parte más septentrional de las cuatro comarcas pirenaicas está en alerta amarilla (media probabilidad de ignición y media velocidad e intensidad del fuego, y poca probabilidad de tener un gran incendio).

En este escenario de riesgo generalizado de siniestros forestales, la meteorología juega un papel fundamental. El sur de la provincia estuvo el lunes en alerta naranja por temperaturas máximas de 12 a 18 horas, alcanzando los 38,8 ºC en Ballobar o los 38,5 en Barbastro y Fraga.

En el Pirineo las máximas no fueron tan altas pero sí que se registraron mínimas sorprendentes, destacó el delegado de la Aemet en Aragón, Rafael Requena, quien indicó que la noche del domingo al lunes las estaciones de Panticosa y Astún tuvieron 18 ºC de mínima y el refugio de Góriz, a 2.200 metros de altitud, llegó a los 15 grados.

Este martesy el miércoles el sur de Huesca volverá a estar en aviso naranja, mientras que el centro y el norte continuarán en amarillo con temperaturas que podrían llegar a los 38 y 36 grados respectivamente. De cumplirse las previsiones meteorológicas, la provincia vivirá la segunda ola de calor del verano, confirmó Requena.

LLAMAMIENTO A LA PRECAUCIÓN

Las elevadas temperaturas hacen que exista un nivel alto de riesgo de incendios forestales. Por ello, desde el Gobierno de Aragón hacen un llamamiento a la precaución y colaboración ciudadana. Recuerdan que la gran mayoría de los siniestros son provocados por negligencias o accidentes que tienen detrás la mano del hombre, y dan una serie de pautas en diferentes situaciones.

"Si vas a realizar actividades de ocio al aire libre no olvides que está prohibido hacer fuego en el monte y sus inmediaciones en verano. Las barbacoas solo se permiten en infraestructuras de carácter fijo y permanente, cerrados por los cuatro costados y bajo un techo con chimenea provista de matachispas, de tal modo que se configure un interior perfectamente definido en el que sea posible la estancia de personas".

De la misma forma, recuerdan que está prohibido tirar o depositar materiales en ignición en el campo; arrojar fuera de contenedores o vertederos residuos como vidrios, botellas, papeles, plásticos u otros elementos similares; prender cohetes o explosivos similares; la utilización de globos o artefactos incontrolados con fuego y la circulación de vehículos campo a través, el tubo de escape y algunas partes calientes, en contacto con vegetación seca, podrían generar un incendio.

Especial cuidado se exige a la población que habita en zonas de interfaz urbano forestal, zonas donde se encuentran o mezclan viviendas y otras estructuras con la vegetación forestal y diferentes combustibles. Es necesario evitar que los árboles y arbustos estén muy próximos a la vivienda, no acumular leña junto a la casa, evitar la vegetación en torno a depósitos de gases y derivados del petróleo y no permitir la acumulación de ramas secas en el tejado.

Etiquetas